La nueva normalidad ha puesto de manifiesto la necesidad de reformular el concepto clásico de aula. Este fenómeno se ha notado especialmente en los centros de educación superior, desde donde hace tiempo tanto profesores como alumnos vienen demandando soluciones modernas capaces de adaptarse a una formación más personalizada y en línea con su manera de aprender y vivir.

En este sentido, la plataforma española Classlife ofrece a las futuras generaciones de profesionales un espacio formativo privado, seguro y adaptado a su manera de entender la educación y el mundo. Chats, mensajería, notificaciones o un aspecto de red social conviven con la posibilidad de integrar populares herramientas, gestionar trámites, formar grupos de trabajo y extracurriculares, reservar aulas o realizar encuestas, creando así un entorno mucho más dinámico y participativo. En la actualidad la plataforma ya cuenta con más de 50.000 usuarios activos tanto en Europa como en Estados Unidos y Latinoamérica.


La clase termina, pero la educación continúa

Además de abrir el aula las 24 horas y fomentar el interés del alumnado a través de la interacción y la colaboración, Classlife permite realizar un seguimiento en tiempo real del desarrollo de cada estudiante. Mediante la propia participación y el acceso directo a informes, trabajos, evaluaciones o agendas, los docentes disponen de nuevas maneras y herramientas para analizar y potenciar los conocimientos y habilidades específicos de cada estudiante del centro, logrando así la implantación de planes educativos más personalizados y eficaces.

Por otro lado, la plataforma asiste al profesorado y a la secretaría académica simplificando tareas como la asociación de alumnos a planes de estudio, la creación, gestión y actualización de temarios y asignaturas, la gestión de calendarios y el control de asistencia, permitiendo ganar tiempo para la educación.

plataforma enseñanza superior

Asimismo, proporciona cobertura a todas las áreas de gestión administrativa del centro, unificando toda su operativa y creando flujos de trabajo más eficientes entre todos los equipos. Con este enfoque, es capaz de acompañar al centro desde la captación y primera toma de contacto con cualquier alumno hasta la finalización de sus estudios, simplificando tareas como la matriculación, la gestión del alumnado, el control de cobros o la generación de todo tipo de documentos como actas, certificados o títulos.


Compatible con la manera de enseñar de cada centro

Classlife integra las soluciones tecnológicas más utilizadas en universidades, escuelas de negocio, centros de formación profesional y academias. Zoom, Microsoft Teams, Google Drive, Trello o Signaturit son algunas de las herramientas con las que puede trabajar la plataforma, permitiendo así una rápida implementación al centro y a su manera de enseñar.

Además, la plataforma ya dispone de la primera skill de Alexa, lo que supone la posibilidad de controlar y gestionar sus funciones a través únicamente de comandos de voz. Del mismo modo, cuenta con una bolsa de trabajo que simplifica el contacto entre empresas, centro y alumnado con funcionalidades como el acceso directo de contratantes, fácil publicación y categorización de anuncios, control de candidaturas y la creación automatizada de documentación y convenios. 


Asesoramiento en vivo

Classlife dispone de un servicio de asesoramiento y demostración en vivo en este link en el que cualquier centro puede ver cómo la plataforma se adapta y optimiza su manera de enseñar.

Además, ofrece una versión gratuita llamada Classlife Rooms que ha permitido a más de 1.000 estudiantes y docentes contar con un aula en vivo en la que continuar su formación de manera totalmente online en la ‘nueva normalidad’.