Diseñada para trabajar la competencia matemática en el aula y en casa y perder el miedo a las matemáticas, Matific propone recursos online para estudiantes de Infantil y Primaria que combinan contenido con juegos interactivos alineados a los planes de estudio de cada comunidad autónoma. Es una plataforma flexible y versátil que se adapta a las necesidades de cada centro, de cada docente y de cada alumno, favoreciendo que avance a su propio ritmo, y en su propio idioma.

Además, gracias al juego y el autodescubrimiento, fomenta la comprensión profunda de los conceptos matemáticos básicos, centrándose en la resolución de problemas y aplicando las Matemáticas a través del juego a los retos del mundo real: los estudiantes enriquecen su capacidad de tomar decisiones, interpretar, formular, modelar e investigar situaciones y comunicar soluciones de manera efectiva; formulan y resuelven problemas cuando utilizan las Matemáticas a través del juego para representar situaciones desconocidas o coherentes, diseñan investigaciones y planifican sus enfoques, aplican estrategias para buscar soluciones y verifican que sus respuestas sean razonables.


Actividades personalizables

Matemáticas a través del juego

Disponible en más de 35 idiomas, incluidos castellano, euskera y catalán, Matific cuenta con más de 2.500 actividades que pueden ser utilizadas tanto de forma grupal en el aula, en pizarras digitales o proyectores, como de forma individual: en aulas de informática, o en cualquier soporte digital (tabletas y smartphones con iOS y Android) con el que cuente el centro educativo o los propios estudiantes en sus casas.

Las actividades están alineadas al curriculum, y los docentes tienen la posibilidad de seleccionar las actividades siguiendo el programa propuesto por Matific o el plan de estudios de su comunidad autónoma. Además, es totalmente personalizable y ofrece la posibilidad de realizar un seguimiento de la evolución de cada estudiante, ya que cuenta con una sección de informes de seguimiento en tiempo real donde el profesorado puede supervisar el progreso grupal e individual de cada clase o alumno, y los centros educativos pueden controlar el progreso de todas las clases de un centro escolar o de varios. 

Ante la necesidad de reforzar un área en particular, la herramienta se adapta a cada estudiante. Esto les permite progresar adaptándose a sus necesidades individuales y siempre bajo la supervisión y última decisión del docente.