Las posibilidades para trabajar las tradiciones del día día de Halloween son numerosas: desde leer cuentos y participar en juegos ‘monstruosos’ hasta ver películas de miedo o animación. Para acompañar esta multitud de actividades proponemos cinco manualidades creativas para celebrar la víspera de Todos los Santos en familia o en el centro educativo. 


Globos con cuerdas

Para realizar esta manualidad es imprescindible contar con: una caja de cartón, cuerdas, manteles, ovillos, globos, un envase de plástico, cola, aceite, algodón, pinzas, figuras de gomaeva y pegamento. Hay que inflar los globos y colocar una pinza sobre el nudo; luego se embadurna de aceite, enrolla la cuerda por todo el globo y deja secar. Una vez seco, se explota el globo y se decorará la esfera resultante con las figuras de gomaeva que previamente se hayan preparado (murciélagos, ojos, bocas siniestras…). 


Telaraña de papel

Es necesario tener una hoja cuadrada de color negro de 30x30cm para llevarlo a cabo. El primer paso es plegar la página en cuatro partes y posteriormente doblarlo, pero esta vez en forma diagonal, de modo que quede como un triángulo. Con un lápiz se irá indicando todas las medidas para así recortarlas y, una vez terminado, se quede con forma de telaraña. Todos los procesos están detallados en el vídeo. 


Calaveras

Herramientas básicas para hacerlo: papel de periódico, globos, dos hojas blancas A4, pintura, pinceles, tijeras, cola o engrudo (pegamento casero) y un rotulador negro. Inflar el globo, pegar el papel de periodico en tres capas y recortar las hojas de forma que queden entre veinte o treinta cuadrados para adherirlas al globo como una cuarta capa. Cuando se seque, se desinfla el globo y se recorta un pedazo de la parte superior. Los lados de la parte recortada se moldean de forma que queden las mejillas metidas hacia dentro (como en una calavera), se le da forma marcando los ojos y la nariz y, finalmente, se pinta al gusto. 


Monstruos de cartón

Es importante guardar previamente los rollos de papel higiénico que hayan sido utilizados en casa. Las figuras que se van a colorear con los tubos de cartón son: vampiros, un gato negro, un murciélago, una calabaza, un frankstein y una bruja, por lo que solo es esencial contar con pinturas moradas, negras, naranja y verde que permitan pintar estos monstruos sobre el cartón. 


Calabazas recicladas 

Hay que cortar las bases de dos botellas de 2,5 litros (la parte inferior), una de ellas 2 cm más grande que la otra. Ambas se encajan y se empapelan con papel de periódico y pegamento blanco (o cola). Cuando esté completamente seco, se dibujan los ojos, la nariz y la boca de la calabaza (primero con un lápiz y luego con un rotulador negro). El último paso es pintarla de color naranja y diseñar el tallo con la tapa de la botella y papel.