Desarrollada por EIM Tecnología, Noobe nace como una solución digital para la gestión personalizada de los aprendizajes. Su finalidad es ayudar al profesor a desarrollar, de manera personalizada, el máximo potencial y las capacidades de su alumnado, permitiendo una gestión ágil del aprendizaje. 

Dicha solución se articula sobre las bases de la Neuroeducación, los referentes normativos y los resultados de la investigación-acción, colocando al estudiante en el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje. De este modo, los materiales curriculares y las actividades de Noobe se presentan en múltiples modalidades sensoriales, además del entrenamiento de la memoria, que impactan a nivel emocional y que fomentan la reflexión, la imaginación y la creatividad. Todo ello favorece la interconectividad de las diferentes regiones cerebrales de forma que estas redes se amplíen y se hagan más sólidas.

La pedagogía

Plataforma Noobe

Por otro lado, el modelo pedagógico de Noobe se estructura en tres fases que ayudan a construir y consolidar el aprendizaje:

  1. Fase de activación. Hay que captar la atención del alumno. Noobe incluye actividades que van dirigidas a activar los conocimientos previos, que servirán de anclaje de los nuevos conocimientos.
  2. Fase de construcción. Una vez establecidas las metas (objetivos de aprendizaje), se pasa a este nivel. En este momento, las actividades se diseñan de tal forma que permitan integrar nuevos conocimientos, siguiendo las dimensiones cognitivas y de conocimiento de la Taxonomía de Bloom.
  3. Fase de recuperación. Se plantea al alumnado la elección de un producto final que pueda evidenciar su nivel de desarrollo competencial.

Asimismo, la pedagogía de Noobe parte de la idea de dividir los contenidos del currículo en dos bloques: aprendizajes instrumentales imprescindibles para promocionar de curso con una base de conocimientos coherentes y sólida; y retos, es decir, actividades más amplias, multidisciplinares y abiertas, cuya resolución implica el uso de las herramientas indispensables trasladadas a situaciones del mundo real. En la elaboración de estos retos se busca además el desarrollo de competencias transversales y la integración de los objetivos de desarrollo sostenible. 

Aprendizaje flexible

Noobe incorpora la gestión de itinerarios de aprendizaje flexibles que respondan a los objetivos pedagógicos. Ofrece la posibilidad de agrupar a los estudiantes de cualquier modo (edades, centros educativos y países), de forma que no realicen todo el curso en la misma agrupación, sino que desarrollen distintos itinerarios de aprendizaje cada uno de los cuales puede ocurrir con una agrupación distinta de alumnos. Todo ello es gestionado de forma digital y, además, el estudiante podrá abordar dichos itinerarios a través de planes de trabajo síncronos y asíncronos, según el momento y las necesidades del alumno o equipo.

Además, la evaluación no se queda en el ámbito de las áreas de conocimiento, sino que es capaz de proporcionar una visión de conjunto de todo lo aprendido por el estudiante y de las competencias adquiridas, de forma transversal e informal. Con un portfolio digital se unifica el trabajo de los estudiantes con independencia de que se haya realizado de forma tradicional o digital para facilitar el aprendizaje híbrido. 

Finalmente, queda unificada la gestión de todo el entorno educativo: formación, materiales, infraestructuras, dispositivos, etc. Además, a través de Noobe, el colegio tiene la oportunidad de generar recursos económicos con los recursos o contenidos propios del centro.