Gracias a los juegos y las actividades de tipo manipulativo, los estudiantes de Primaria podrán crear sus propios recursos con distintos materiales (muchos de ellos reciclados) para repasar las tablas de multiplicar en clase o en casa. Estas son las mejores ideas DIY para aprender las tablas de multiplicar.

Los círculos de las tablas

Anuncio

Se crea con cartón y cartulina. Para ello, se construye un círculo para cada una de las tablas de multiplicar compuesto por dos capas: una superior con los números por los que se va a multiplicar (del uno al diez) y otra inferior con los resultados de cada multiplicación.  Así, los menores podrán repasar las operaciones y comprobar las soluciones destapando las diferentes secciones.  

Juego de mesa para multiplicar

Anuncio
Ideas Diy Para Aprender Las Tablas De Multiplicar

Se trata de un juego de mesa en el que se avanza cuando se resuelven multiplicaciones. En el centro del tablero hay que crear un camino de casillas y, usando varios colores diferentes, colorearlas repitiendo la misma serie; a la derecha se sitúa un contador de puntos para cada uno de los jugadores participen (en este ejemplo, son 4). También hay que confeccionar tarjetas escribiendo multiplicaciones y usando los mismos colores del tablero.

El primer jugador roba una carta, calcula la multiplicación que hay escrita y responde. Si el resultado es correcto, su pieza se colocará en la casilla más próxima a la salida con el mismo color que con el que está escrita la operación en la tarjeta. Si el resultado es erróneo, no se mueve. El turno pasa al siguiente jugador, y así hasta que uno gana, algo que ocurre cuando no tiene ninguna casilla de ese color para moverse al dar el resultado correcto de una operación porque se encuentra al final del recorrido y solo quedan casillas de otros colores.  

Ruleta para aprender las tablas

Cada ruleta corresponde a una tabla de multiplicar y se construyen con piezas de cartón, cartulinas de colores, pegamento y tijeras, siguiendo los pasos indicados en el tutorial. Con ellas los estudiantes pueden ver en columna la operación y el resultado y girarla para multiplicar el número base por todos los números del uno al diez. 

Tabla Waldorf 

Se elabora con una tabla de cortar fiambre, sobre la cual hay que escribir todos los números del cero al nueve ordenados en los extremos y siguiendo las agujas del reloj. Al lado de cada uno se coloca una chincheta. Para multiplicar con este recurso hay que ir pasando un hilo por los números que resultan de la tabla, creando una estrella o figura geométrica (cada tabla crea un dibujo diferente) como se muestra en el vídeo.

LEGO para multiplicar

Lego Ideas Diy Para Aprender Las Tablas De Multiplicar

Para realizar esta actividad se necesitan algunas piezas básicas de LEGO (una placa base y ladrillos de colores de diferentes dimensiones). El estudiante tirará el dado para determinar el ancho del rectángulo, y repetirá la acción para saber la altura; y tendrá que construirlo con esos datos y las piezas LEGO a disposición. Si por ejemplo el rectángulo tiene dos filas de seis, ¿cuántos postes hay?: 2 x 6 = 12.  Para aumentar la dificultad se puede utilizar un dado matemático de 12 caras.  

Un dominó diferente 

Un Dominó Diferente

Está pensado para dos personas y se puede utilizar cualquier dominó o crear uno recortando las piezas de cartón y dibujando los números con rotuladores de colores. Tras mezclar las fichas boca abajo, en cada turno uno de los jugadores tendrá que coger una y realizar la multiplicación de los dos números que aparecen. El que consiga un producto mayor, se queda con las dos fichas y las guarda. Y así hasta que se terminen las piezas. ¡Habrá ganado el que más tenga en su poder!

Aprender con matrices 

Aprender Con Matrices

Se dan a los estudiantes unas plantillas con algunas operaciones básicas de multiplicación, y acuarelas o rotuladores. En las cuadrículas tendrán que colorear filas y columnas en base a los factores de la multiplicación. Se pueden utilizar también objetos diferentes como garbanzos, lentejas, monedas, etc., ya que el objetivo es plasmar de forma visual la operación.

Kaboom!

Kaboom!

Tras escribir en cada palito de madera una operación (se pueden hacer kits por cada tabla de multiplicar), ¡empieza el juego! En cada turno, un participante coge un palito al azar y resuelve la multiplicación: si acierta, se lo queda y, si falla, queda eliminado. Hay un palito especial llamado ‘Kaboom!’, que cuando aparece todos pierden los ‘trofeos’ acumulados y se empieza desde cero. Gana quien más palios consiga en la partida.

Yo tengo, ¿quién tiene?

Yo Tengo, ¿Quién Tiene?

Descargar, imprimir y recortar las tarjetas de esta web es el primer paso: al estilo dominó, divididas por la mitad, cada una contiene un número y una multiplicación sin resolver. Se reparten(una por estudiante) y el primer participante deberá gritar su operación, por ejemplo: ¿quién tiene 4x4? El que tenga el número resultante, tendrá que levantar la mano y será el siguiente en gritar ‘¿quién tiene…? El juego puede terminar cuando todos han participado.

Bingo de multiplicaciones

Con cartones de bingo, en esta versión educativa de la tómbola no se cantan los números, sino las multiplicaciones. Para saber por tanto si pueden tachar o tapar un número, los estudiantes tendrán que realizar primero mentalmente la operación. Si el resultado aparece en su cartón, irán sumando ventaja. Pero, ¿será correcto el resultado?

Sobre el autor
Favicon Educación 3.0

EDUCACIÓN 3.0

Somos el medio de comunicación líder en innovación educativa, nuevas tecnologías y metodologías, innovación docente, formación y recursos para profesores.