Según la Comisión Europea, “la educación financiera puede ayudar a los niños a comprender el valor del dinero y enseñarles a presupuestar y a ahorrar. Asimismo, puede dar a los estudiantes y a los jóvenes una preparación importante para vivir de manera independiente, por ejemplo, a la hora de gestionar y devolver préstamos para estudios”. Introducirla en el aula supone explicar cosas tan sencillas como qué es el dinero, de dónde viene o cómo se puede ahorrar. La siguiente selección de recursos es útil para trabajarla desde clase y celebrar el Día Mundial del Ahorro (31 de octubre).

La loca aventura del ahorro

La loca aventura del ahorro

Este juego interactivo gratuito, impulsado por Afundación (la obra social de ABANCA), tiene como objetivo formar a los estudiantes de Primaria para que el día de mañana se conviertan en consumidores responsables, aprendiendo a diferenciar entre deseos y necesidades, a ahorrar y a ser solidarios. El alumnado tiene que ayudar a tres personajes que viven a millones de galaxias, Feles, Liby, Zelva y ORS, a instalarse en el planeta Tierra y vivir juntos. Para ello, deberán resolver una serie de ejercicios matemáticos en un tablero con diferentes casillas que simulan imprevistos y situaciones de la vida cotidiana a las que harán frente manejando sus ahorros de la mejor manera posible.

Monopoly 

Monopoly Junior

Es uno de los juegos de mesa enfocados a gestionar el dinero por excelencia y puede utilizarse tanto en el aula como en casa. Debido a que todos los jugadores parten con un mismo capital disponible, los participantes aprenden a tomar decisiones: gastarlo, invertirlo o ahorrarlo decidirá el futuro de su partida. Por otro lado, también conocen qué es la deuda, ya que necesitarán pedir dinero al banco cuando no tienen el suficiente para comprar activos. En este sentido, además, toman conciencia del pago de intereses y su coste. Por último, trabajan la negociación para pagar las rentas a otros jugadores, o incluso negociar la compraventa de propiedades. Puede obtenerse en su versión junior o tradicional, según la edad de los participantes. 

Ver en Amazon

Banqer

Banqer

Diseñada para usar en clase, se trata de una plataforma de educación financiera que contiene experiencias prácticas para el alumnado de Primaria sobre el manejo de los ahorros personales. A través de dinero ficticio, la solución permite gestionar ingresos, gastos y presupuestos ficticios como si se tratara de un juego. De este modo, se consigue que los pequeños de entre 6 y 12 años usen de forma segura el dinero y exploren sus ingresos y gastos a medida que los administran en diferentes situaciones. 

¿Dónde crece el dinero?

Este libro ilustrado está indicado para menores a partir de 9 años y plantea preguntas como: ‘¿Por qué las huchas tienen forma de cerdito?’; ‘Si todos los billetes cuestan lo mismo, ¿por qué valen diferente?’ o ‘¿Qué es el trueque?’. Mediante este tipo de cuestiones, el alumnado aprende a tomar decisiones y negociar, así como la diferencia entre precio y valor, todo de forma dinámica y divertida. El objetivo es que conozcan las claves básicas para gestionar su paga y que entiendan qué es el dinero. 

Dónde crece el dinero
  • Autora: Laura Mascaró
  • Editorial: Montena
Ver en Amazon

Decálogo del buen ahorrador

La docente y creadora del blog ‘Aprender Cuenta’, Juana León Álamo, comparte un decálogo para que los pequeños aprendan a ahorrar. Se puede imprimir y trabajar en clase:

Antes de gastar, una parte debes GUARDAR
Preparados, listos, ya, una META DE AHORRO debes preparar
Pon tu meta VISIBLE, para que nunca se te olvide
Antes de comprar, PENSAR, Planificar y Presupuestar

Para ahorrar, en cosas innecesarias mejor NO GASTAR
CUIDA tus cosas y las de los demás, el bolsillo te lo agradecerá
Ahorra RECURSOS, ahorras dinero y mejoras el mundo
Tendrás que ser constante y paciente que es de VALIENTES
Cuidado con la PUBLICIDAD que a veces nos quiere tentar
Después de ahorrar, de tu recompensa debes DISFRUTAR

Goalsetter

Goalsetter

Disponible para Android e iOS, esta aplicación motiva a los menores a ahorrar para conseguir pequeñas y grandes metas financieras. Su finalidad es educar a las próximas generaciones con divertidos cuestionarios financieros basados ​​en la ‘cultura pop’ y actividades que los encaminan a aprender a gestionar el dinero de forma inteligente. Para ello, y con ayuda de sus familias, los jóvenes van redirigiendo el dinero a una de las tres categorías que propone la app: ahorrar para el futuro, compartir con otros y vivir experiencias importantes. 

Una hucha

Hucha Día Mundial del Ahorro

Una de las maneras más sencillas de gestionar el dinero es a través de una hucha. Para los más pequeños, comprar o construir una en casa y con sus propias manos puede ser una actividad motivadora que les ayude a trabajar aspectos clave de la gestión financiera. En el caso de que tengan una paga, aunque “son ellos los que deciden en qué gastar el dinero”, como apunta el experto Jose Trecet en el blog ‘Business Insider’, se les puede explicar que “si lo gastan en una cosa no podrán usarlo en otra”. Con esta idea tan sencilla empezarán a pensar en qué invertir sus ahorros.

Finanzas para niños: Cómo enseñar a ahorrar a los más peques (y no morir en el intento)

Enseñar a gestionar el dinero a los menores de manera adecuada puede significar todo un reto. Como comenta en este vídeo Alejandra Rodríguez, autora del canal de Youtube ‘Raitit Finanzas’, a los adultos de hoy nadie les educó en este aspecto, sin embargo, ahora deben hacer frente al manejo de sus propios ingresos y, al mismo tiempo, enseñar a los pequeños. Por eso, reúne consejos para que conozcan qué es el dinero y de dónde viene. Con este fin, propone acciones tan sencillas como darle el dinero a los niños y que sean ellos quien se lo den a los cajeros o, si son más mayores, que experimenten todo el ciclo del dinero (cómo llega a sus vidas, dónde debe invertirse para poder vivir de forma digna, etc.) y, por último, que sepan cómo ahorrar con un propósito.