Sin planeta no hay educación

Francisco Javier Palazón, director de EDUCACIÓN 3.0, reflexiona en este artículo sobre cómo el cuidado del planeta puede influir en aspectos tan importantes para la sociedad como la educación: es la mejor arma para que las nuevas generaciones sean conscientes del problema medioambiental que sufre el mundo.

Sin planeta no hay educación

La idea de este titular la he tomado prestada a mi paisana, la escritora murciana Lola López Mondéjar, que con motivo de la dramática situación medioambiental de mi querido Mar Menor, escribió hace unas semanas un artículo en ‘La Opinión’ titulado ‘Sin planeta no hay literatura’. Así que me tomo la libertad de adaptarlo al tema que nos ocupa, la educación. 

Y es que esta afirmación, lejos de parecer una perogrullada, me parece sublime. Resume en cinco palabras una realidad incontestable: si nos quedamos sin planeta ya no habrá nada por lo que luchar, nada por lo que vivir ni seguir soñando porque la vida dejará de existir. Así de sencillo y claro. Si los gobiernos y, en especial, los dirigentes de las grandes potencias económicas siguen sin hacer nada por frenar el cambio climático, si nos cargamos lenta e inexorablemente el medio natural en el que vivimos, llegará un momento en el que no hará falta que haya educación, metodologías activas, gamificación, robótica y programación, trabajo por proyectos, aprendizaje servicio, ni nada de nada. Dará todo exactamente igual. Tampoco habrá más amaneceres, libros que leer, películas que ver, abrazos, besos, cenas y comidas con amigos y seres queridos… nada de lo que nos hace felices. 

Al igual que millones de personas, hace unas semanas vi la intervención de la joven activista sueca Greta Thunberg en la Cumbre Climática de la ONU de Nueva York. He de reconocer que me emocioné al escuchar las palabras de una niña enfadada y hastiada que se dirigió a jefes de estado de medio mundo con unas palabras muy duras que reprochaban su inacción ante un problema crucial para la humanidad: “Durante más de treinta años, la ciencia ha sido clara. Cómo se atreven a mirar para otro lado y venir aquí a decir que están haciendo lo suficiente, cuando las políticas y soluciones necesarias aún no han llegado”. 

Greta simboliza un verdadero halo de esperanza, el de los jóvenes que luchan por un planeta que empieza a agonizar y que dicen basta. Sin planeta no hay educación, pero sin educación tampoco nos quedará planeta. La educación es la mejor arma que tenemos para concienciar a las futuras generaciones de preservar esta casa que es el planeta Tierra, la única que tenemos.

Este editorial, escrito por Javier Palazón, director de EDUCACIÓN 3.0, forma parte del nº 36 de la revista impresa. Para recibir la revista puedes suscribirte como centro o como particular llamando por teléfono (91 547 00 95) o a través de la página web.

En este vídeo podéis ver un avance de algunos de los contenidos publicados en el nº 36, correspondiente a noviembre 2019-enero 2020. La revista en papel tiene 100 páginas.

Lector, bibliómano y periodista. Coordino el trabajo del gran equipo de profesionales de EDUCACIÓN 3.0 con el convencimiento del poder de la educación para transformar y construir un mundo mejor.

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario
Introduzca aquí su nombre