Hiperaulas: aulas flexibles para nuevas metodologías de aprendizaje

La Facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid ha presentado recientemente un nuevo concepto de enseñanza: la Hiperaula, donde la tecnología forma parte de la metodología y los espacios se adaptan a las necesidades del alumnado y de los docentes.


El espacio de trabajo es importante en cualquier actividad que se realiza, algo que por supuesto también se aplica a las aulas de los centros educativos. Su distribución, la disposición del mobiliario, los colores y tonalidades, y contar con las herramientas necesarias para desempeñar nuestra labor son esenciales para ejecutarla correctamente.  

Y es que la innovación educativa ha de ir acompañada de espacios acordes a ella. En la Universidad Complutense de Madrid (UCM) acaba de inaugurarse la Hiperaulas, un lugar dedicado a la formación de formadores. El propósito es que los futuros docentes aprendan a integrar la tecnología en los procesos de enseñanza-aprendizaje de manera natural y en espacios acordes a ello.

“Con la Hiperaulas tenemos como objetivo que los futuros profesionales de la educación se acostumbren a trabajar en las nuevas formas de entender y estructurar los espacios educativos que se están promoviendo en los centros escolares”, afirma Gonzalo Jover, decano de la Facultad de Educación de la UCM. “También pretendemos que nuestros estudiantes aprendan a investigar las posibilidades que ofrecen estos nuevos espacios para que sean dinamizadores del cambio”. 

Un espacio flexible

El encargado del diseño ha sido el catedrático de sociología de la UCM, Mariano Fernández Enguita. La idea es acabar con la manera en la que tradicionalmente se estructura un aula: el profesor sobre una tarima al frente del alumnado al que imparte la lección. Una organización que hace mucho tiempo que está obsoleta.

esquema hiperaula

El propio Fernández Enguita, también coordinador del Doctorado en Educación y docente del Máster del Profesorado de Secundaria, define la hiperaula como “una propuesta de romper con el espacio y el tiempo heredados, con el aula y la lección tradicionales, explorando nuevas formas de organización del tiempo y las coordenadas del aprendizaje en la clase-aula y fuera de ellas. Algo que hoy permiten la ruptura de los muros externos, al alcance de la tecnología, y de los internos, al alcance de la innovación”.

En la de la UCM se impartirán las asignaturas ordinarias de los planes de estudios, equipada con dispositivos portátiles que facilitan la movilidad por el aula, así como tecnología de realidad virtual, espacios ‘maker’ y laboratorios de diseño. En concreto, el alumnado de la Hiperaula tendrá acceso a dispositivos portátiles de HP que permitirán su movilidad, tecnología de Realidad Virtual o estaciones HP Sprout gracias a las que es posible capturar objetos en 2D y 3D e integrar los mundos físico y digital.

Junto a este equipamiento se ha trabajado por crear un espacio más amplio, flexible, movible y personalizable, que se adapte a las necesidades que se requieran en cada momento. La característica más obvia de las hiperaulas son sus dimensiones con el objetivo de adaptarla al uso que se le vaya a dar, ya sea para un grupo o de forma individual.

hiperaula diseño

El nuevo papel del docente

Esta renovación de los espacios ha de ir acompañada de un cambio en las metodologías pedagógicas de los docentes. “El profesor ya no está solo sino que es parte de un equipo de dos –raramente–, tres –lo más habitual–, cuatro o más profesores que comparten espacio y grupo, preparan la docencia en colaboración, se reparten las tareas, combinan y simultanean la atención colectiva e individual, aprenden los unos de los otros, pueden combinar especialidades distintas y fortalezas complementarias, se benefician de una actividad más acompañada y relajada, etc.”, explica Fernández Enguita. 

En ella las herramientas digitales no son sólo un complemento, sino las que crean el entorno que permite saltar de la lección impartida de un modo convencional al trabajo autónomo, colaborativo y en red. Durante el próximo curso 2019-2010 se espera formar en las Hiperaulas a alrededor de 600 estudiantes de Grado (Educación Infantil, Educación Primaria, Pedagogía y Educación Social) y 200 del Máster en Formación del Profesorado de Educación Secundaria. 

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre