Noticias falsas: cómo aprender a detectarlas desde la escuela

Formar ciudadanos críticos. Este es el objetivo de la experiencia llevada a cabo en el centro Fundació Escolàpies-Escolapias Gandía con el alumnado de 4ª de ESO. Ellos mismos crearon una noticia falsa y comprobaron su repercusión. Nos lo cuenta Francesc Beneyto Ibáñez, profesor de lengua y literatura castellanas.

Cómo detectar noticias falsas

Antes de comenzar nuestro proyecto, creamos noticias falsas para iniciar la sesión y ver cómo reaccionaban. La noticia informaba acerca de la sorprendente incorporación de la cantante Rosalía a la Real Academia de la Lengua. Resultó un éxito; todos creyeron la noticia. Al revelarles que se trataba de una broma y explicarles brevemente en qué consistía el experimento, la reacción fue muy positiva y mostraron un altísimo nivel de motivación.

Por otro lado, para orientar a los alumnos sobre el futuro trabajo de análisis, hicimos una lluvia de ideas, apuntando en la pizarra los motivos por los que ellos se habían creído la noticia y por la que con tanta frecuencia son asumidas como ciertas muchas otras. Asimismo, les hicimos llegar la ‘Guía para identificar noticias falsas’, elaborada por la BBC.

Les explicamos que habíamos utilizado la plataforma 12 minutos donde, de un modo muy sencillo, se puede crear cualquier noticia como broma. Únicamente hace falta escribir un titular, un texto y adjuntar una foto para que esta página genere una noticia con la apariencia de un portal de prensa digital.

Creación de la noticia falsa y difusión

El siguiente paso fue que crearan su propia información falsa. Se formaron grupos de trabajo y cada uno de ellos ideó una noticia que pudiera resultar interesante para el experimento. Se planteaba en forma de titular y se exponía después ante la clase. Es conveniente tener en cuenta no caer en titulares ofensivos ni excesivamente morbosos. Además, tratar de que pueda suscitar interés a población de edad muy diferente nos aportaría mucho más margen de análisis.

cómo detectar noticias falsas

Tuvimos ciertas dificultades en dar con un titular que convenciera a la clase, pero fue en la segunda ronda de la lluvia de ideas cuando dimos con el idóneo: “Mercadona cambiará su nombre por machismo”. Era una temática transversal y de actualidad, así que cualquier ciudadano podía ser susceptible de sentirse interesado por ella, y la redactamos entre todos. A partir del momento acordado, cada alumno la publicó en las distintas plataformas a su disposición: Facebook, Twitter, Instagram, WhatsApp, etc.

El propósito de esta experiencia era elaborar un texto expositivo o expositivo-argumentativo (que podía integrar gráficos, tablas, etc.) con la información recopilada (cualitativa y cuantitativa) y las conclusiones de su análisis. Para su preparación, tuvieron total libertad.

Dependiendo de las plataformas que habían utilizado, tenían diferentes elementos que podían aportarles información relevante de la interacción: publicaciones, likes, comentarios, mensajes privados, reposts, etc. Asimismo, se les recomendó que crearan encuestas a través de formularios de Google o de cualquier aplicación que consideran apropiada para recabar más datos que pudieran contribuir a su estudio.

Resultados de la experiencia

La experiencia resultó un éxito desde el primer momento y la implicación del alumnado fue magnífica. Con respecto a la difusión de su noticia lograron un espectacular resultado de interacciones que compartían ilusionados con nosotros. De hecho, el día siguiente a su publicación era uno de los temas de conversación de gran parte del alumnado del centro.

cómo detectar noticias falsas

Una de las tareas más complicadas del experimento fue proponer cómo podían  recabar los datos necesarios para obtener sus propias conclusiones. No obstante, fue la elaboración del texto final lo que resultó más difícil, pero pudieron detectar aspectos muy llamativos que desarrollaron de manera extraordinaria en sus trabajos.

Cabe destacar que un enorme porcentaje de los participantes afirmaba ser capaz de detectar noticias falsas al mismo tiempo que admitían leer únicamente el titular y no contrastar nunca la información. Así, los alumnos de 4º de ESO pudieron constatar cómo el ego y basar la veracidad de los textos en la intuición de cada uno están entre los principales motivos del crecimiento de este fenómeno.

En los distintos documentos de evaluación del proceso de enseñanza-aprendizaje, los propios alumnos hicieron valoraciones muy positivas de la experiencia. Compartimos con ellos la sensación de haber logrado un aprendizaje significativo y motivador que ha logrado fomentar el pensamiento crítico y hacerles más conscientes de una amenaza creciente en la sociedad actual.

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre