Francisco Ruiz: “La robótica fomenta el trabajo en grupo y la capacidad de investigación”

Apasionado de la robótica y la programación, Francisco Ruiz es docente de Tecnología en el IES Joaquín Romero Murube de Los Palacios y Villafranca (Sevilla). Su labor con alumnos de 3º de la ESO ha sido reconocida en dos ocasiones con el Premio Nacional de Iniciación a la Investigación Tecnológica.

1
Francisco Ruiz

Licenciado en Física y especializado en Electrónica, Francisco Ruiz siempre ha sentido interés por la robótica y la programación. De pequeño, por ejemplo, coleccionó fascículo a fascículo una enciclopedia de Salvat llamada ‘Cómo funciona’ y programaba su ZX Spectrum en lenguaje C.

Además de su preparación reglada, Francisco se autoforma a través de Internet recopilando una gran cantidad de recursos que son compartidos a través de la Web. Asimismo, adquiere componentes de robótica que prueba y con ellos diseña sus propias unidades didácticas. “A mí me hubiera encantado que en mi época de estudiante hubiese habido disciplinas como la programación y la robótica. Salvando distancias, intento imaginarme de nuevo con esa edad y cómo me gustaría que se hubiesen desarrollado esas clases”, afirma.

¿Prepara sus clases de manera especial o sigue alguna metodología concreta?

En cada clase siempre intento que adquieran un nuevo conocimiento y una pequeña investigación basada en el mismo

Al partir absolutamente de cero, hay que empezar con elementos muy sencillos de asimilar y que enganchen desde el primer momento. A partir de ahí se puede profundizar cuanto se quiera, aunque en seguida se comprueba que para avanzar en algo nuevo necesitas haber asimilado de manera plena todo lo anterior.

En cada clase siempre intento que adquieran un nuevo conocimiento y una pequeña investigación basada en el mismo. Lo usual es plantearles una práctica de ejemplo y después algunos retos basados en la misma. Un ejemplo sencillo: con una práctica modelo les muestro como conectar un LED, encenderlo y apagarlo. A partir de ahí les voy pidiendo distintos ejercicios con un pequeño incremento de dificultad hasta que terminan montando y programando tres LED de colores que simulan un semáforo.

¿Cómo son las experiencias que plantea a sus alumnos?

Los proyectos se plantean a principio de curso esbozando una idea inicial de lo que se pretende hacer. Entre todos analizamos la propuesta y a partir de ahí dividimos el trabajo en grupos.

robótica y programación con alumnos de ESO

A medida que se investiga y se avanza en cada apartado pueden ser necesarias modificaciones respecto a la propuesta inicial, a veces propuestas por ellos mismos, aunque intentando mantener la idea principal original. Una vez organizados los grupos, las prácticas de clase se van orientando a conocer los distintos elementos de robótica y programación que necesitarán para su desarrollo.

Su trabajo ha sido reconocido en dos ocasiones en el Premio Nacional de Iniciación a la Investigación Tecnológica, ¿qué destacaría de los dos proyectos ganadores?

‘Brazo ayudante’, el primero, se desarrolló durante el curso 2016-2017. Consistió en un pequeño vehículo con una cámara y un brazo robótico especialmente dirigido a personas con movilidad reducida. Desde él se podían vigilar todas las habitaciones de la casa y transportar pequeños objetos. Por su parte, ‘Cunita cuida-bebés’ se realizó al año siguiente. Los estudiantes desarrollaron una cuna nteligente capaz de detectar el llanto de un bebé; mecerlo suavemente o con más ritmo para que se durmiera; o cantarle incluso si persistía el llanto. Todo ello de forma autónoma o bien monitorizado con una cámara desde el móvil.

¿A qué cree que se debe el interés que despiertan la robótica y la programación?

Su principal atractivo es que desde el primer día los alumnos ven el resultado de su esfuerzo. Llegan a casa y cuentan que en su primera clase han montado un circuito y programado una alarma con una luz roja que parpadea al ritmo que ellos deciden. ¡Ni que decir tiene que ambas son muy atractivas por sí mismas!

El principal atractivo de la robótica y la programación es que desde el primer día los alumnos ven el resultado de su esfuerzo

Por otro lado, no todo mi alumnado estudia ciclos o carreras técnicas. Buena parte de los estudiantes que han pasado por mis clases de robótica después se orientan a las Humanidades. Sin embargo me comentan que se lo han pasado muy bien y que volverían a repetir la asignatura. ¿Por qué este interés?

Pienso que influyen varios factores: una curva de aprendizaje con una pendiente muy alta que hace que todas las semanas descubran cosas nuevas con las que interactuar; el hecho de participar activamente en clase mediante prácticas que incluso ellos pueden proponer y diseñar; y el trabajo en grupo formando parte de un proyecto final que les hace sentir que son indispensables para el resto de la clase. Por supuesto, el hecho de tener una clase práctica en un 90% hace que se rompa un poco la monotonía e incluso vuelvan al resto de materias más relajados y con más ganas.

Cuna inteligente programada

Sin entrar en contenidos, la metodología con la que se trabaja en estas clases – que considero que es una versión adaptada del aprendizaje basado en proyectos– creo que es muy enriquecedora para la formación integral del alumnado ya que experimenta que es posible aprender de forma distinta a las clásicas clases que conocen desde pequeños.

Según su experiencia, ¿cuáles son las habilidades y destrezas que mejoran los alumnos con estas disciplinas?

La principal, aunque ya mencionada, es el trabajo en grupo. El saber que el trabajo de uno afecta a los demás y viceversa aumenta la propia auto-exigencia del alumnado cuando realiza sus tareas. La segunda sería la iniciación a la investigación, se sobreentiende que a nivel de Secundaria. El hecho de que en las prácticas de clase tengan que usar el método de ensayo-error, búsqueda de información adicional o agudizar el ingenio para resolver problemas despierta en muchos de ellos el ‘gusanillo’ de la investigación.

robótica y programación en 3º de ESO

¿Qué respuesta ha recibido?

Puesto que trabajo con ellos todo el tiempo, lo principal es una autoevaluación continua de las actividades y prácticas que propongo en clase. En cuestión de minutos puedo ver por ejemplo si hay que incidir más en algunos contenidos o profundizar en otros que les despiertan mayor interés. Más de una vez, ellos mismos me proponen prácticas a realizar relacionadas con lo que se está dando.

Para acabar un pequeño test. ¿Qué le sugieren las siguientes palabras?

  • Metodología: técnicas y estrategias flexibles para optimizar el proceso de enseñanza-aprendizaje de una materia.
  • Ciencia: junto a la tecnología, futuro, progreso y bienestar de la humanidad.
  • Curiosidad: dentro del contexto en el que estamos, detonante principal del progreso en Ciencia y Tecnología. 
  • Creatividad: capacidad de descubrir o inventar soluciones ingeniosas a problemas o retos que afectan al hombre.

1 COMENTARIO

  1. Saludos. Mi nombre es Miguel Angel.
    Me hubiese gustado conocer la opinión de Francisco Ruiz sobre impartir robótica como clase extraescolar para edades desde los tres años, como en la actualidad se realiza en el colegio público de mi sobrina.
    Sinceramente, no me imagino que sirva para más que sacarle a los padres por niño 35€/mes.
    Si quieren que se asimile el trabajo en grupo, ya que tan importante puede resultar a edades tempranas, es muy posible que exista otra metodología que encaje mucho mejor en un cerebro de 3 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre