Su objetivo es incentivar de forma activa la buena alimentación y el consumo diario de fruta en el colegio entre los niños de 6 a 12 años. El programa ‘La fruta va al cole’ está desarrollado por la compañía comercializadora de kiwis Zespri y para esta edición cuenta con la colaboración de la Fundación Española de la Nutrición (FEN), que avala los materiales que se ponen a disposición de los profesores durante este curso.

‘La fruta va al cole’ incluye dos concursos y numerosos materiales didácticos. Así, los niños pueden enviar un póster (con un dibujo de los ‘Kiwis Brothers’ en acción) para conseguir hasta un año de kiwis para el cole o ganar hasta 20 balones enviando etiquetas de las diferentes variedades de Zespri —ambos con la fecha límite del 22 de diciembre—. 

alimentación saludable

Además, este curso la compañía ha introducido varias novedades: los profesores de cada una de las escuelas que se adhieran el programa contarán con nuevos contenidos didácticos y divertidos juegos descargables para que los pequeños se diviertan mientras se familiarizan con las diferentes frutas: vídeos con actividades; manualidades relacionadas con las frutas (una guirnalda hecha con frutas de papel, pintar una maceta para plantar una fruta, origamis del pájaro kiwi o de una fresa, palillos de frutas realizados con cuentas de colores, una vela hecha con una naranja, etc.); y un eBook para los docentes con el que podrán profundizar en los elementos básicos que debe tener una dieta equilibrada, de forma que les sea fácil introducir estos conceptos a sus alumnos. 

También incluye diferentes propuestas para que ejerciten el movimiento: les propone cantar y bailar canciones sobre frutas (incluye una lista de propuestas), una variación sobre el juego de la silla, un twister frutal…

Experimentos y recetas  

El programa ‘La fruta va al cole’ reta a los niños para que realicen experimentos o preparen recetas sencillas. De igual modo, a lo largo del curso se desarrollarán diferentes dinámicas que los niños podrán realizar en el aula para animarles a llevar un consumo regular de fruta fresca variada de manera divertida. Por ejemplo, hacer una manta de picnic, un collage de frutas y verduras inspirado en el pintor italiano Arcimboldo, llavero de fruta…

Esta iniciativa tiene una trayectoria de más de 10 años y ya han participado casi 2.000 centros educativos de toda España, con la intención de fomentar un estilo de vida saludable y activo entre los más pequeños, siempre bajo la guía y ayuda de sus profesores. Para participar, solo hay que inscribirse en la web y rellenar un breve formulario como colegio.