Con el objetivo de acabar con un tipo de violencia que afecta a la población infantil a nivel mundial y que provoca terribles secuelas psicológicas, la Conferencia General de la Unesco decidió declarar el primer jueves de noviembre como el Día Internacional contra la Violencia y el Acoso Escolar; fecha en la que también se incluye el Ciberacoso. Concienciar sobre este problema es uno de los grandes retos de la comunidad educativa. Seleccionamos seis cortos que reflejan situaciones de bullying con las que el alumnado entenderá la problemática y obtendrá diferentes herramientas para combatirlo. 

Lou

Plantea una reflexión sobre el acoso escolar desde el punto de vista de quienes lo observan, pero no se deciden a actuar. En este caso, el testigo de los abusos perpetrados por un niño hacia el resto de sus compañeros es una especie de monstruo de ‘objetos perdidos’ hecho con los desperdicios de juguetes, telas y otras cosas, que vive en una caja en el patio del colegio. Su nombre es Lou y, lejos de quedarse de brazos cruzados, decide intervenir y llevar a cabo un plan para dar al acosador una valiosa lección. La historia, que inicialmente nació para acompañar en cines a la película ‘Cars 3’, estuvo nominada al Oscar al mejor cortometraje de animación.

Educar en valores: corto sobre bullying

Un erizo sufre bullying por parte de sus compañeros en el colegio y siente una inmensa soledad que le hace ser vulnerable en la escuela. Trata de encajar, jugar con sus compañeros y ser uno más en la clase, pero sus púas le hacen diferente del resto. Finalmente, por Navidad, los estudiantes de su clase se dan cuenta de los errores que están cometiendo y deciden regalarle algodones para taparlas, de modo que puedan jugar con él y hacerle sentir uno más. Un corto que ayuda a que los menores entiendan que todas las personas son diferentes y únicas y, no por ello, peores o mejores.  

No juegues conmigo

Dirigido a alumnos de entre 10 y 14 años, su objetivo es que el alumnado reflexione sobre la presión y el contagio grupal en la mayoría de casos de bullying. Cuenta la historia de un alumno que ejerce una influencia negativa sobre el resto: el protagonista inventa un cruel ‘juego’ que implica la discriminación hacia otro compañero y, de alguna manera, divierte a los demás. Pese a que las propuestas del acosador tienen componentes de juego gracioso e ingenuo, no lo son, porque los juegos de verdad no hacen daño. Mediante esta historia, los estudiantes visualizan un escenario que se puede producir en clase y conocen los peligros que conlleva adoptar actitudes que no sean hacer frente al ‘bully’.

Cómplices

Cómplices acoso escolar

Es una denuncia abierta al acoso escolar y está basada en hechos reales: la hermana del director y coguionista Rubén Guindo fue la figura inspiradora de la historia de Ana, una adolescente de 15 años que vive en un entorno familiar y socioeconómico desfavorable. Durante años, la han acosado cruel y repetidamente sin que sus compañeros o tutores hicieran nada al respecto. Como consecuencia, su vida diaria se ha convertido en una tortura insoportable que se plasma en el corto a través de flashbacks de su infancia y su vida presente. Gracias a ello, se puede ver cómo todos los personajes son cómplices en su historia y enseña que cualquier alumno ha podido o puede serlo en la actualidad. El corto esta disponible en Filmin.

Piedra papel o tijera

Indicado para la etapa de Primaria, promueve la reflexión sobre las consecuencias que supone el bullying e insta a los pequeños a actuar cuando se encuentran ante una situación de violencia. Para ello, la historia tiene como protagonistas una piedra, un papel y una tijera; personajes que son acosados por diferentes abusones por igual. Todo cambia cuando un día se arman de valor y deciden ayudarse mutuamente para hacerles frente. De este modo, también se transmite el valor de la amistad y su capacidad de hacer frente a situaciones de acoso. 

Cerdita 

Cerdita acoso escolar cortometrajes

Ganador de un Goya al Mejor Cortometraje de Ficción, se puede definir como un cuento de terror sobre el acoso escolar indicado para mayores de 12 años. La protagonista es Sara, una adolescente con obesidad que sufre las constantes burlas de unas chicas mientras pasa el verano en su pueblo. Ni siquiera cuenta con el apoyo de su amiga de la infancia, que no se atreve a salir en su defensa cuando le roban la ropa en un día de piscina. Todo cambia cuando un desconocido secuestra a sus acosadoras. En ese momento, la joven tendrá que decidir entre hablar y salvar a las chicas o no decir nada para proteger al extraño hombre que la ha salvado. Con esta trama, Carlota Pereda, la directora del corto (disponible en Filmin), trata de acercar un problema que en muchas ocasiones es invisible para aquellos que no lo sufren.