Ser padre o madre no es incompatible con seguir disfrutando de una exposición, aunque hay que plantear las visitas de manera que los más pequeños de la casa también se diviertan. Cada vez son más los museos que incluyen entre sus actividades propuestas dirigidas a un público familiar. Repasamos algunos museos de arte para visitar en familia.  

Museo Sorolla (Madrid)

museos de arte Sorolla

El luminismo valenciano que perfiló Joaquín Sorolla puede disfrutarse plenamente en este pequeño museo situado en el barrio madrileño de Chamberí; allí era donde se ubicaba la vivienda del pintor, conservando a día de hoy muebles y enseres del artista y su familia. En sus paredes se contemplan grandes obras como ‘La hora del baño’, en la que predomina la temática marinera característica del Sorolla. Otro punto fuerte del museo es su jardín, repleto de vegetación, fuentes y naranjos donde es posible disfrutar de un rato agradable en familia. 

Casa-Museo Francisco de Goya (Fuendetodos, Zaragoza)

Casa Goya

En la pequeña localidad zaragozana de Fuendetodos se encuentra la casa natal de este artista polifacético. En ella es posible contemplar el lugar donde nació y vivió sus primeros años y visitar el Museo del Grabado, en el que se recogen algunos trabajos relacionados con la tauromaquia y otros temas predominantes en la obra del artista. Se ofrece, además, un taller de grabado en el que tanto niños como adultos pueden crear su propio trabajo a través de esta técnica. 

Museo de Arte Abstracto Español (Cuenca)

Museo de arte abstracto Cuenca

Ubicado en el edificio más emblemático de la ciudad castellano manchega, las Casas Colgadas, alberga una colección de pinturas y esculturas de artistas españoles de la generación abstracta de los años 50 y 60 pertenecientes tanto a exposiciones temporales y como a su colección permanente. Cuenta también con proyectos educativos destinados al público infantil que visita el museo en familia o con el colegio, entre los que destacan las ‘maletas didácticas’, que aportan materiales para trabajar el color, la materia y el volumen tras la visita al museo.

Casa-Museo Salvador Dalí (Portlligat, Girona)

Casa Dalí museos de arte

En una pequeña casa de pescadores se encuentra el que fue el hogar y taller del pintor surrealista español más importante. Siguiendo el estilo del artista, el interior de la casa tiene un aspecto laberíntico, con proporciones diferentes, pasillos estrechos y recorridos sin salida. En su interior se conservan objetos del pintor y de su esposa Gala, mientras su exterior se caracteriza por la abundancia de objetos como huevos, cabezas o jardineras en forma de taza con las que Dalí decoró su casa y que fascinarán tanto a pequeños como a adultos. 

Museo-Casa Lis (Salamanca)

Museo Lis

El Art Nouveau y el Art Decó son los protagonistas de este museo ubicado en un antiguo palacete urbano. A día de hoy alberga un recorrido temporal por las corrientes artísticas de las últimas décadas del S.XIX hasta la Segunda Guerra Mundial. Cuenta con 19 colecciones compuestas por obras de ambos estilos artísticos, incluyendo una colección de muñecas de porcelana francesas del S.XIX. Las vidrieras presentes en varios puntos del museo permitirán a los menores descubrir la importancia de estos cristales de colores en la historia del arte. 

Museo del Prado (Madrid)

Una de las mejores pinacotecas del mundo ha incorporado recientemente la propuesta El Prado en familia. La idea es que niños y adultos puedan compartir un mismo espacio para descubrir el arte de la pintura. En su proyecto incluyen tres talleres en los que abordar una obra de arte en familia y desde una perspectiva diferente a la habitual.

Museo del Prado (Madrid)

En ‘Juegos sonoros’ se utiliza el sentido del oído como hilo conductor; ‘Las formas de la luz’ se disfruta de la colección del Museo del Prado a través de colores y juegos ópticos; y en ‘Historias entrelazadas’ se realiza una aproximación a la conexiones que hay entre Perú y España desde el punto de vista artístico. Cada taller cuesta 12€ por unidad familiar. Las reservas se realizan a través de su web, y hay sesiones para niños de entre 4 y 6 años, y de 6 a 12.

Museo Picasso (Málaga)

Desde el punto de vista artístico, Málaga van unida a uno de los pintores españoles más reconocidos mundialmente: Pablo Picasso. Para acercar sus obras a los más pequeños de la casa, el museo que lleva su nombre incluye la actividad ¡Ven con niños! Se trata de visitas especialmente pensadas para que los adultos acudan a esta pinacoteca acompañados de sus hijos, nietos o sobrinos.

museos de arte picasso en familia

La idea es que mientras los menores –de entre 4 y 10 años– visitan las salas y participan en un taller donde crearán sus propias obras, sus acompañantes pueden realizar una visita a la parte permanente del museo, incluyendo las terrazas del Palacio, habitualmente cerradas al público. Cuando finalizan el recorrido, se reúne toda la familia para comprobar hasta dónde llega el espíritu artístico de los más pequeños. La actividad tiene un precio de 15€ por participante.

Museo de Arte Contemporáneo de Castilla  y León (León)

En el MUSAC, un domingo al mes se dedica al público infantil. Organizan visitas en familia por sus salas en las que los participantes están acompañados por una educadora. Son gratuitas.

Museo de Arte Contemporáneo de Castilla  y León (León)

La propuesta es que los más pequeños se acerquen al arte contemporáneo adaptando los contenidos a sus intereses, al mismo tiempo que los adultos los descubren desde la mirada de sus hijos. Los mayores, además, también aprenderán pautas para planificar visitas a museos que resulten más atractivas y divertidas para los más pequeños. Hay 15 plazas para cada sesión y no es necesario inscripción.

Fundación Joan Miró (Barcelona)

La fundación creada por el propio artista incluye en su programación varias actividades para familias con el propósito, entre otros, de fomentar la creatividad entre los más pequeños más allá de la contemplación. El precio por persona es de 7€ y las reservas se realizan online a través de su página web.

museos de arte Joan Miró en familia

Con talleres desde un año de edad, a los que los menores siempre deben acudir acompañados, se acercan a la obra de Joan Miró y experimentan con el arte desde otras perspectivas. Por ejemplo, en ‘Con los cinco sentidos’ aprenderán a escuchar un color, a ole una forma o a tocar con los ojos cerrados; y en ‘Salpicaduras’ pintarán con una pelota de tenis, con una cuerda e incluso con los ojos vendados.

Museo Thyssen- Bornemisza (Madrid)

Dentro del programa EducaThyssen, este museo madrileño ha diseñado varias actividades específicas para niños y familias que facilitan la visita a través del formato taller. Sus propuestas son muy variadas y abarcan diferentes grupos de edad. Están divididas en dos grupos: para niños de entre 3 y 6 años y aquellos con edades de 7 a 12.

Museo Thyssen museos de arte para visitar en familia

Alguna de ellas son ‘Hechizo azul’, en la que se abordan los vínculos entre pintura y movimiento corporal; ‘Un laberinto de caminos’, que utiliza como hilo conductor este juego de mesa para conocer las obras del museo; o ‘Te veo’, donde se explora el género del retrato. La inscripción se efectúa desde su web y el precio es de 8€ por participante. Si se prefiere realizar una visita de forma autónoma, desde el propio museo ofrecen algunas recomendaciones para ir en familia.