La escolarización durante la etapa de 0 a 3 años tiene un impacto positivo en los resultados de los estudiantes en matemáticas y en ciencias a largo plazo, según el informe TIMSS 2019 (Trends in International Mathematics and Science Study) de la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA).

Este estudio analiza cada cuatro años el rendimiento del alumnado de cuarto de Primaria en matemáticas y en ciencias. La última edición se llevó a cabo durante la primavera de 2019 entre estudiantes de 58 países y en la muestra han participado más de 9.500 estudiantes españoles de más de 500 centros.


La asistencia al primer ciclo de Educación Infantil: la clave 

En España, el porcentaje de estudiantes que asistió al primer ciclo de Educación Infantil es del 75%, muy por encima del promedio del resto de países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), 52%, y del total de la Unión Europea (UE), 43%. Esta escolarización temprana permite que el alumnado acceda a la Educación Primaria con destrezas de lectura, escritura y matemáticas superiores al promedio de la OCDE y del total de la UE y, a largo plazo, influye positivamente en el rendimiento del alumnado.


Mejor dominio de los números y ciencias de la tierra

En términos globales, el estudio revela un estancamiento en el rendimiento de los estudiantes españoles en matemáticas, tras el incremento de 23 puntos que se produjo entre 2011 y 2015. En la actualidad, España se sitúa en niveles similares a Eslovaquia y Serbia, y está por encima de países como Francia.

Matemáticas y cuencias TIMSS 2019

Entre los dominios de contenido que evaluó la prueba de matemáticas, los mejores resultados del alumnado español se producen en el dominio de números (506 puntos), seguido del de datos (499) y, por último, el de medidas y geometría (494). En cuanto a los dominios cognitivos, la mayor puntuación se logró en aplicación (506 puntos), seguido de conocimiento (499) y razonamiento (497). Respecto a 2015, destaca una bajada de nueve puntos en medidas y geometría y de 10 puntos en datos. Si se analiza por Comunidades Autónomas, las comunidades con mejores resultados en matemáticas son Castilla y León (528 puntos) y La Rioja (527). 

«Las comunidades con mejores resultados en matemáticas son Castilla y León (528 puntos) y La Rioja (527)»

En relación a ciencias, el rendimiento medio de los estudiantes de España (511 puntos) es similar al de Italia y Chipre, pero se sitúa a 15 puntos del promedio de la OCDE (526) y a tres de la media ponderada por la población de cada país de la UE (514). Respecto a 2015, ha bajado siete puntos, aunque sigue seis por encima de los niveles de 2011 (505 puntos).

De los tres dominios de contenidos de ciencias, el alumnado español obtiene los resultados más altos en ciencias de la tierra (518 puntos), seguido de ciencias de la vida (514) y ciencias físicas (503). En los dominios cognitivos evaluados en ciencias, el rendimiento más alto se obtiene en conocimiento (514 puntos), seguido de aplicación (511) y razonamiento (507).

«La brecha de rendimiento en ciencias entre alumnos y alumnas tiende a reducirse en España»

Por su parte, Castilla y León es la Comunidad que mejores resultados logra (535 puntos) seguida de Asturias (534), La Rioja (531) y Madrid (523). Sin embargo, la comunidad con mayor bajada en ciencias ha sido la de Madrid, que ha caído 16 puntos respecto a 2015 (de 539 a 523 en 2019), seguida de Castilla y León, que baja 11 puntos, aunque mantiene el primer puesto.

Por sexo, la brecha de rendimiento en ciencias entre alumnos y alumnas tiende a reducirse en España, salvo en ciencias físicas, donde los alumnos obtienen de media ocho puntos más que las alumnas. En matemáticas, sin embargo, se observa un incremento de esta brecha, tanto en la OCDE (de cuatro puntos de diferencia a favor de los alumnos en 2015 a nueve en 2019) como en España (de 12 a 15 puntos).

Brecha de género mates y ciencias TIMSS 2019

También, hay que destacar que el 75% de los estudiantes españoles ha tratado los temas de matemáticas propuestos en el estudio, según indican los docentes entrevistados, una cifra similar a la de la UE; mientras que en ciencias, el 67% de los estudiantes ha tratado en clase los temas propuestos, 12 puntos más que la UE.


España, a la cabeza en clima escolar positivo

Otro de los factores analizados en el informe es el clima escolar, que destaca valores positivos en el caso de España. El alumnado español tiene más sentido de pertenencia al centro que las medias de la OCDE y la UE. También presenta mejores niveles de disciplina (10,6), según directores y directoras de centros, que el promedio en la OCDE (9,9) y la media ponderada de la UE (9,8), así como de seguridad y orden, según los profesores de matemáticas (11,2 en España, 9,9 en la media OCDE y 10 en la media ponderada UE).


Un sistema más equitativo

En el estudio también se profundiza en la influencia del contexto personal y sociodemográfico en los resultados de los estudiantes, con variables como el nivel de formación y el nivel de ocupación de las familias o el número de libros del que se dispone en el hogar. En todos los casos se observa un efecto del entorno en el rendimiento de los alumnos, pero este es siempre menor en el caso de España que en el promedio de la OCDE y la media ponderada de la UE, lo cual apunta a un mayor nivel de equidad.

«El informe no revela diferencias significativas de rendimiento entre alumnado de centros urbanos y rurales»

Además, en el caso de España, el informe no revela diferencias significativas de rendimiento entre alumnado de centros urbanos y rurales, de localidades más pobladas o menos pobladas, así como de alumnado nativo y no nativo una vez descontado el ISEC (Índice Social, Económico y Cultural).