¿Sabías que uno de cada cinco estudiantes en todo el mundo tiene dislexia? Para ayudarles durante su etapa escolar, Microsoft ha llegado a un acuerdo de colaboración con la organización Made by Dyslexia mediante el que se compromete a ofrecer la tecnología necesaria para que puedan destacar en su trayectoria académica y, en general, en su vida.

De esta manera, Microsoft continúa con su labor para democratizar el apoyo a este trastorno del aprendizaje y que los niños y niñas que lo padecen sean comprendidos, reciban el apoyo adecuado y puedan desarrollar todo su potencial.


Microsoft y Made by Dyslexia

Entre los compromisos adquiridos por Microsoft, se encuentra la elaboración de materiales de formación gratuitos para docentes y padres, que les ayudarán entender este trastorno del aprendizaje y gracias al que serán capaces de reconocer y apoyar mejor a los estudiantes disléxicos.

Además, colaborará con investigadores y otros actores de la comunidad de la dislexia para identificar maneras de utilizar la tecnología para una intervención o actuación temprana; y trabajará para expandir los productos educativos de Microsoft que apoyan a los estudiantes disléxicos.

Microsoft y Made by Dyslexia

En este sentido, productos como Learning Tools son gratuitos para docentes y estudiantes y ya están ayudando a más de 14 millones de personas a mejorar su comprensión de lectura y escritura. En las próximas semanas, se renovará con nuevas actualizaciones que contemplan opciones como que los estudiantes puedan escribir con su voz usando ‘voz a texto’ en las aplicaciones web gratuitas de Office y que puedan participar en discusiones de grupo en Flipgrid utilizando el Lector Inmersivo.

Además, también será posible mejorar el rendimiento en Matemáticas gracias a la capacidad de leer las ecuaciones en voz alta con el Lector Inmersivo; podrán utilizar esta misma función con traducción en tiempo real; y tendrán acceso a nuevas herramientas que mejoran la comprensión y la confianza de las personas disléxicas y que son fruto de una investigación conjunta con la Universidad de Washington para explorar nuevas capacidades de concienciación fonética.

Por último, será más sencillo navegar por el contenido web con las actualizaciones de accesibilidad del navegador Edge y será posible capturar texto desde cualquier lugar gracias a OfficeLens para Android: tras tomar una foto del texto, se traslada a Office y lee con Lector Inmersivo.