Los estudiantes españoles que se encuentran en 2º de Secundaria destacan entre los más comprometidos con la igualdad y el medioambiente, según se desprende del Estudio Internacional sobre Competencia Cívica y Ciudadana (ICCS) 2022, elaborado y publicado por la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA) con los datos de 22 países, 16 de los cuales forman parte de la Unión Europea. Se trata de la tercera edición de este estudio internacional (2009, 2016 y 2022) y la segunda vez que participa España. En nuestro país, han participado 3.500 estudiantes, 1.900 docentes y 160 centros.

Igualdad, medioambiente y competencia cívica de los estudiantes españoles

Los estudiantes españoles se sitúan así entre los más favorables a la igualdad entre géneros, con un índice de apoyo (55 puntos) tres puntos por encima de la media de los países del estudio y la media de la UE (52 puntos), y a tres puntos del mayor índice que corresponde a Taiwán (58 puntos). También destaca su compromiso manifestado con el medioambiente, donde España obtiene el índice más elevado (53 puntos) junto a Taiwán y Francia. La media tanto del conjunto de los países del estudio ICCS y de la UE es de 50 puntos en este ámbito.

Otro aspecto relevante es la participación del alumnado en alguna organización o grupo. En el caso de nuestro país, el 81% de los escolares forman parte de un equipo deportivo (7 puntos más que la media ICCS). Mientras, el 36% participa en un grupo de voluntariado con acciones dirigidas a ayudar a la localidad, una cifra similar a la media ICCS (35%) aunque 10 puntos por encima del año 2009. En términos generales, la puntuación del alumnado español en competencia cívica se sitúa en los 510 puntos, en línea con la media del conjunto de los países analizados y la media UE (508 puntos en ambos casos).

Estudio Estudiantes Españoles

El estudio también analiza las variaciones de resultados en función de varios factores como el contexto socioeconómico y cultural, el género, o el entorno rural o urbano del centro educativo al que pertenece el alumnado. En todos ellos, España destaca como uno de los países con menores diferencias de rendimiento y, por consiguiente, con mayor equidad en su sistema educativo.

Rendimiento académico

Así, en todos los países, los estudiantes procedentes de un entorno socioeconómico y cultural más favorecido obtienen un mejor rendimiento. De media, en el conjunto de los países analizados, por cada punto de incremento del ISEC se estima que el rendimiento mejora 38 puntos (en el caso de la media UE, el incremento es de 39 puntos). En España, este es de 32 puntos, el quinto menor de los países analizados y tercero de la UE.

En cuanto a las diferencias por género, las estudiantes obtienen de media un mejor rendimiento que ellos: 26 puntos de diferencia en la media de todos los países ICCS y 27 puntos en la media UE. En España, la diferencia baja a 17 puntos, la segunda menor diferencia significativa entre los países participantes.

Por otra parte, el rendimiento estimado para el alumnado que asiste a centros urbanos es siempre mayor con respecto al que acude a centros no urbanos. En el promedio ICCS, los estudiantes de las poblaciones urbanas obtienen 33 puntos más que los de poblaciones no urbanas, ligeramente superior al promedio UE (31 puntos). En el caso de España, esa cifra se reduce a 19 puntos. Es la menor diferencia entre los países que presentan diferencias estadísticamente significativas. El estudio también revela que el 30% del alumnado entrevistado, tanto en España como en el conjunto de los países, se interesa algo o mucho por los temas políticos y sociales.