Los docentes, molestos con las medidas para la vuelta al cole

Mascarillas y geles desinfectantes, aulas instaladas en los patios y las bibliotecas… las medidas anunciadas por el Gobierno para la vuelta al cole han despertado el malestar y la incertidumbre entre los docentes del país. Las redes sociales han sido el lugar elegido para compartir este enfado.

3
Niños de camino al colegio con mascarilla

Desde hace semanas se está hablando y mucho de cómo será la vuelta a las clases el próximo mes de septiembre. Han sido numerosas las ideas que desde el propio Gobierno se han venido realizando a este respecto. Así, primero se habló de un nuevo curso escolar en el que la enseñanza presencial tendría que compaginarse con la formación online o de, incluso, una reducción del ratio de alumnos que estuvieran físicamente en las aulas. 

Sin embargo, las últimas medidas anunciadas por Isabel Celaá, ministra de Educación y Formación Profesional, han causado un gran malestar entre la comunidad educativa porque serán los propios centros los que deben controlar al virus al volver a las aulas. Los alumnos y profesores tendrán que cumplir con las medidas higiénico-sanitarias de lavado frecuente de manos, uso de mascarillas y mantenimiento de distancia de seguridad de al menos metro y medio de distancia de seguridad siempre y cuando sea posible. Si fuera necesario, se habilitarán para ello espacios como gimnasios o bibliotecas. 

Docentes molestos

Este malestar ha sido especialmente significativo entre los docentes, que han utilizado las redes sociales para manifestar su contrariedad ante esta situación. Muchos de ellos se preguntan si los únicos cambios que propone el Gobierno serán la incorporación de la mascarilla y geles desinfectantes en las aulas. 

“Teníamos la oportunidad de oro y la mejor de las razones para bajar las ratios, volver el currículo más realista, contratar más profes y poner una buena infraestructura TIC”, se lamenta el profesor canario @PDuchement. Y, añade: “En lugar de eso, mascarillas para todo el mundo y a rezar para que el rebrote nos pille confesado”, zanja.  

“El plan es que no se note mucho que no hay plan”

Esta preocupación, compartida por la mayoría de los docentes, va más allá del uso de mascarillas y muchos sienten que las autoridades no tienen un plan a seguir para asegurar una enseñanza de calidad tras la pandemia. 

Carlos Magro (@C_magro), consultor independiente en estrategia digital en el sector educativo y presidente de la Asociación Abierta, señala a los presidentes de las Comunidades Autónomas: “Apenas estamos saliendo de lo peor de la crisis sanitaria y las perspectivas para el curso que viene son cada día más preocupantes. Las declaraciones, en los últimos días de varios presidentes de CCAA, revelan lo que muchos sospechábamos. ¡No hay plan!”, tuitea. E insiste que “en realidad, el plan es que no se note mucho que no hay plan. No habrá inversión de ningún tipo, ni estrategia, ni nada. No hay nadie al mando. Volveremos en septiembre a las aulas como si nada hubiera pasado (mismas ratios, sin refuerzos, sin medidas compensatorias…)”. 

¿Y la distancia?

También preocupa cómo mantener las distancias de seguridad con la cantidad de niños que hay por aula. La ministra Isabel Celáa, en una reciente entrevista en La Vanguardia, proponía “poner aulas en la biblioteca o al aire libre, bajo el techado del patio”. Sin embargo, el profesor de Informática @J_moreno, abre un hilo en el que explica por qué la propuesta de la Ministra no sería eficaz: 

“Fundamentalmente el problema es que en España tenemos centros educativos muy viejos, muy mal mantenidos, muy pequeños con respecto al número de estudiantes y que ya incumplían la normativa previa sobre personas por metro cuadrado en las aulas.” Y, además, la idea que propone Celáa no ayudaría, ya que, como apunta este docente: “Salvo en zonas rurales poco pobladas, la mayoría de los centros educativos de núcleos urbanos poblados ya estaban usando laboratorios, talleres o bibliotecas como aulas muchas horas a la semana por falta de espacios”. 

Además, señala que esos espacios abiertos, “son en general pequeños y muy poco preparados para desarrollar actividades formativas. Y se cuenta con muy poco personal de apoyo y profesores para desdobles que permitan dividir al alumnado en grupos de trabajo más pequeños”. 

El malestar y la preocupación generados por estas escasas medidas también lo sienten los alumnos. El director del IES Cártima (Málaga), José María Ruiz, relata cómo los suyos ven carencias en las medidas que pretenden adoptar en septiembre. “Hoy me ha planteado un alumno que convive con un abuelo en casa, que le podría contagiar el #COVID19 cuando volvamos en septiembre. Me pregunta qué medidas vamos a tomar y me dice que los niños de 12, 13, 14 años no van a respetar la distancia de seguridad, que en el recreo se van a juntar todos y que es muy probable que se extienda el virus”. 

Ante la preocupación evidente de sus alumnos, y tras dedicar una clase entera a hablar del tema y su conclusión es clara: “Es un temor natural de cualquier persona sensata ante la incertidumbre y ante la falta de respuestas claras de la administración. Nos tocará otra vez darlas a los centros”.

Periodista y redactora. Como dijo Antonio Machado, "En cuestiones de cultura y de saber, solo se pierde lo que se guarda; solo se gana lo que se da." Y estoy aquí para aportar mi granito de arena.

3 COMENTARIOS

  1. Es imposible a niños menores de 9 años hacerles estar sentados respetando la distancia de seguridad acostumbrados a trabajar cooperativamente y por proyectos. 2 semanas de clases presenciales con grupos de 10 con mis alumnos de 2•curso me lo han demostrado. Y han sido completamente actividades visuales , lúdicas y participativas que requieren esfuerzo y preparación previa para este cometido…aún así , necesitan levantarse y se vulnera ese espacio…
    Cómo se hará en septiembre con toda la clase? Pondrán barreras de separación o sistemas de bloqueo,? Porque es INVIABLE

  2. Hola, soy de otro país. Sin embargo la problemática es la misma (en diferentes magnitudes) pero el problema es el mismo. La educación es un tema muy olvidado por los gobiernos que siempre han subestimado El trabajo del personal educativo. Y eso ha llevado a la falta de eficacia y planes en este tipo de casos emergentes. Ya se vio en también en el desarrollo de las clases a distancia con lo que muchos se conforman al decir » ha mejorado» pero no estarían en esta situación con una preparación previa y un trabajo en grupo de forma unida. Me da pena más que nada los colegios, como mencionaron, donde la infraestructura es muy precaria y pequeña. Y también el que olviden que el niño teniendo derecho a un momento de receso pueda ser parte de la extensión del virus en su círculo familiar. Tienen que plantear bien las SOLUCIONES Y SITUACIONES ya que la educación en un país no se basa a un solo modelo de colegio.

  3. El docente siempre tiene esa creatividad de como solucionar ciertas situaciones lo que molesta es que los funcionarios en ves de apoyar a sus trabajadores te intimidan o te descuenta tu pago. Sucedió…REAL….

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario
Introduzca aquí su nombre