Estos son los beneficios de usar una impresora 3D en clase

Javier García de Bustos, docente del CEIP Nuestra Señora de la Piedad en Herrera de Pisuerga (Castilla y León), comparte los beneficios que aporta la impresión 3D en el aula.

0
beneficios Impresora 3D en clase

Las impresoras 3D tiene múltiples beneficios en el proceso de enseñanza-aprendizaje, como demuestran la gran variedad de experiencias que ya se están llevando a cabo en centros de todo el mundo y en clases de cualquier nivel.

Ejemplo de ello es la actividad que se ha llevado a cabo en el CEIP Nuestra Señora de la Piedad: los alumnos comenzaron a diseñar diversos objetos en 3D para ellos mismos y sus familias pero, cuando su profesor conoció la iniciativa ayudame3d.org, decidió colaborar con ella. Desde entonces, imprimen y montan prótesis en 3D para ayudar a las personas desfavorecidas de Kenia. Javier García de Bustos, docente del centro, ha analizado los beneficios que ha supuesto para los alumnos utilizar esta tecnología.

experiencia 3DBeneficios de las impresoras 3D

  • Creatividad: El diseño e impresión en 3D propicia que los alumnos sean más creativos y originales. Una gran aportación de las impresoras 3D es su capacidad para materializar las ideas en objetos tridimensionales reales.
  • Aprendizaje cooperativo y colaborativo: Con el aprendizaje cooperativo no solo enseñamos a otros, sino que también consolidamos nuestro propio aprendizaje. En este tipo de aprendizaje, el más beneficiado es el que enseña.
  • Resolución de problemas: El diseño en 3D provoca un cambio de mentalidad en el alumno, que debe solventar los posibles obstáculos que surjan aplicando la creatividad, la imaginación y la metacognición para obtener el objetivo deseado.
  • Participación y gamificación: Las impresoras 3D convierten la experiencia del aprendizaje en un proceso mucho más lúdico y participativo.
  • Interés y Motivación: La posibilidad de aprender a través de la práctica y de ver el resultado real de sus diseños hace que los alumnos muestren más interés y se sientan más motivados. Esto es especialmente interesante en el caso de los estudiantes con problemas de atención que logran mejorar su capacidad de concentración. En definitiva, pasar de las clases teóricas a la creación propia puede ser un gran incentivo en el proceso de aprendizaje.
  • Atención a la diversidad: En las actividades tan innovadoras como esta, todo el alumnado parte prácticamente de cero, lo que facilita la atención a la diversidad y la inclusión.
  • Facilita el trabajo docente: Para aclarar conceptos o de dar explicaciones, las piezas tridimensionales pueden ser de gran ayuda ya que facilitan a los alumnos a entender mejor ciertos contenidos o procesos que sean complejos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre