Aprendizaje en color para mejorar la calidad educativa

A través de sus equipos de impresión, ecológicos y comprometidos con el medioambiente, la multinacional japonesa RISO propone un entorno de aprendizaje sin libros de textos en el que el docente imprima los contenidos necesario para sus clases de manera personalizada y a todo color.

RISO

RISO, multinacional japonesa especialista en equipos de impresión para centros educativos que quieren mejorar y optimizar la calidad educativa, está comprometida con la transición entre el método tradicional de enseñanza, basado en libros de texto, a otros modelos donde el docentes se convierta en un gestor de contenidos y, por tanto, se adapte a las necesidades del aula y de los estudiantes. Para hacerlo posible, propone la metodología de trabajo ‘Aprendiendo… ¡sin libros!’ que sustituye este material por ‘apuntes a la carta’ o publicaciones propias encuadernadas a color.

Aprendizaje personalizado

Esto supone la posibilidad de gestionar de forma autónoma el aprendizaje, además de un ahorro de costes para el centro. El contenido será elegido por el docente y podrá ser actualizado continuamente mejorando, así, la eficiencia educativa y la respuesta académica de los alumnos. Para ello, la firma propone aunar el trabajo por proyectos con los contenidos propios de cada materia de forma flexible y bajo demanda.

Esta metodología nace como respuesta a la teoría de que el uso de color en los apuntes fomenta la creatividad y el aumento de la atención hacia los documentos, además de mejorar la comprensión y la memorización. Por lo tanto, el aprendizaje se convierte en algo dinámico y adaptado a todas las necesidades.

Para hacer posible su propuesta, RISO plantea la posibilidad de imprimir los documentos a todo color y en diversos tamaños a través de una herramienta propia adecuada a la autogestión del material docente: los equipos de impresión RISO ComColor FW.

Impresión ecosostenible

Estos equipos se caracterizan por ser ecológicos, productivos y fiables, además de por reducir al máximo el consumo energético y bajar el coste de impresión (de hasta un 70%). Están diseñados con una tecnología de impresión en frío, capaces de imprimir hasta 120 páginas por minuto con un tipo de impresión ecosostenible, sin emisiones de gases tóxicos en el entorno de trabajo. Estas impresoras se limitan a aplicar la tinta directamente sobre el papel, a través de la tecnología de impresión de tinta. Así, evita el uso de tóners y se reduce hasta en un 81% el consumo energético de los equipos; para reducirlo aún más, ahorran energía gracias a la función de auto-apagado con la que están equipadas.

Gracias al recorrido en plano que realiza el papel y a la alta velocidad al imprimir a dos caras, los atascos son casi inexistente y, por tanto, el mantenimiento de las impresoras es mínimo.

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre