El apego puede definirse como el tipo de relación que se fragua entre los menores y sus familias (o docentes y cuidadores). Existen distintos tipos: el apego seguro, en el que los adultos saben cómo responder a las necesidades de protección y autonomía de los pequeños, y el inseguro que puede ser de tipo ansioso-ambivalente, desorientado o evitativo. El apego inseguro se caracteriza por la existencia de una serie de obstáculos que impiden mantener una relación sana desde el punto de vista emocional entre padres o cuidadores y menores. 

Según el psicólogo Rafa Guerrero, el apego inseguro más frecuente es el evitativo, ya que cerca de un 25% de la población lo experimenta. Pero, ¿en qué consiste exactamente este tipo de apego? “Las familias con apego evitativo se caracterizan por no atender ni validar, no solo las emociones que sienten sus hijos, sino que también desconectan a los pequeños de sus necesidades emocionales”, subraya Guerrero. Es decir, las familias ignoran cualquier tipo de emoción de los menores, como la tristeza, la rabia o el miedo, y se da mayor importancia a otros aspectos como el rendimiento académico o el buen comportamiento. 

Este tipo de relación tiene sus consecuencias en la edad adulta: “Si de pequeño he recibido una negativa cada vez que sentía miedo o me enfadaba, eso tendrá, muy probablemente, una serie de consecuencias a posteriori: dificultades para empatizar con los demás, problemas para etiquetar las emociones que sentimos, bajos niveles de empatía y de autoestima, un pobre pensamiento crítico o una mala regulación emocional, entre otros”, destaca Guerrero. Para evitar que se establezca este tipo de vínculo, el experto señala que lo fundamental es ayudar tanto a las familias como a los menores a identificar y validar sus emociones, ser conscientes de dónde se localizan en el cuerpo y enseñarles estrategias efectivas de regulación emocional. También, pueden resultar de utilidad estos cuentos infantiles que previenen el apego evitativo y se centran en el apego seguro.

¿Me acompañas?

Se centra en la importancia de desarrollar un apego seguro con los más pequeños. Su protagonista es Sira, una niña muy valiente y a la que le encanta probar cosas nuevas. Sin embargo, a veces le da miedo lo desconocido. En esos momentos su familia siempre la apoya, le da la confianza que necesita y, gracias a ello, Sira se siente protegida y segura. A través de su historia, Guerrero explica en qué consiste el apego seguro y lo que supone para los niños crecer con la mirada incondicional de sus figuras de referencia. El cuento resulta ideal para leerlo en familia ya que ofrece preguntas y consejos prácticos para las familias, además de ilustraciones a todo color.

¿Me acompañas?
Ver en Amazon Ver en Casa del Libro

Un corazón dentro de otro

La declaración de amor de una madre hacia su hijo o hija. Este es el objetivo de este cuento que retrata el vínculo y el apego que se produce entre una madre y su hijo durante el embarazo y posterior maternidad. De este modo, relata todo aquello que se construye a su alrededor y que fomenta un apego seguro desde el primer momento en el que el bebé llega al mundo. Con ilustraciones a toda página, está dirigido a niños a partir de 3 años.

Un corazón dentro de otro
  • Autora: Camino García
  • Editorial: autoeditado
Ver en Casa del Libro Ver en Amazon

El hilo invisible

Nura ha descubierto el gran secreto que guarda en su interior, concretamente en su ombligo: de él sale un hilo invisible que le une a todas las personas que más quiere: su madre, su padre, sus abuelos, sus tíos, sus amigos, sus primos… Con este increíble descubrimiento nunca más tendrá miedo porque ese hilo la conecta a todos ellos para siempre. Para niños a partir de 4 años, esta edición cuenta con un formato desplegable además de una versión reducida y simplificada para menores a partir de 2 años.

El hilo invisible
  • Autora: Miriam Tirado
  • Editorial: B de Blok
Ver en Amazon Ver en Casa del Libro

Cuentos para el desarrollo emocional desde la teoría del apego

Además de explicar de forma sencilla la ‘teoría del apego’, los tipos que existen y cómo regular de forma adecuada las emociones de los niños, este libro ofrece 10 cuentos infantiles relacionados con el apego, pero también con las necesidades emocionales de los más pequeños, la neurobiología de las emociones, el equilibrio mental o estrategias concretas para lograr un vínculo seguro con los hijos, entre otros. 

Cuentos para el desarrollo emocional desde la teoría del apego
  • Autores: Rafa Guerrero y Olga Barroso
  • Editorial: Sentir
Ver en Amazon Ver en Casa del Libro

Luli tiene una mamá canguro

Luli es una niña que vive con una familia de canguros que la ayuda, la protege y la acompaña en todas sus necesidades vitales. Un día tiene que emprender el camino de la vida por su cuenta, pero Luli se siente preparada porque su familia le ha provisto de un vínculo afectivo y un apego seguro que le ha dado la suficiente confianza para enfrentarse a todos los retos que le depare la vida. Acompañado de ilustraciones, resulta ideal para leer a niños a partir de los 2 años.

Luli tiene una mamá canguro
  • Autora: Ana Villaseca
  • Editorial: autoeditado
Ver en Amazon

Mamá Osa

Dirigido a niños a partir de un año, este cuento infantil en cartoné pertenece a una colección creada por Mar Benegas en la que retrata diferentes historias entre madres, procedentes del reino animal, y sus bebés. ‘Mamá Osa’, ‘Mamá pata’ o ‘Mamá rana’ son algunos de los títulos y se tratan de libros rimados con ilustraciones a toda página que enseñan a los más pequeños en qué consiste el apego y cómo fortalecer el vínculo entre padres e hijos. 

Mamá Osa
Ver en Amazon Ver en Casa del Libro