Un cómic contra el acoso escolar

Para combatir el acoso escolar y concienciar sobre él, el profesor Javier Tarazona Santos ha involucrado a sus alumnos en un proyecto creativo: ¡crear un cómic!

0
Comic contra el acoso escolar

Hoy en día, poner fin el acoso escolar supone uno de los principales retos a los que se enfrentan la gran parte de los sistemas educativos. Cada vez son más los casos de acoso escolar que se denuncian en España año tras año: desde 2009 este índice ha ido aumentando considerablemente y ya se estima que uno de cada tres alumnos sufrirá bullying.

Pero, ¿está nuestro sistema educativo preparado para hacer frente a este desafío?, ¿cuentan los docentes con la suficiente formación para abordar el problema? Y lo más importante, ¿cuentan nuestros alumnos y alumnas con las habilidades y competencias necesarias para afrontar satisfactoriamente este tipo de situaciones?

‘Un cómic contra el acoso escolar’ trata de despertar en el alumnado la responsabilidad de actuar de forma adecuada ante la presencia de un suceso de este tipo. Para ello, y con el fin de sensibilizar y concienciar a todos los estudiantes del papel tan importante que juegan todos ellos como conjunto en la solución a este problema, desde el grupo de 6º de Educación Primaria del colegio Sagrada Familia de Tarazona (Zaragoza) hemos diseñado un cómic que permita tanto a alumnos como docentes abordar este contenido dentro del aula.

El cómic ha sido elaborado a partir de una historia sobre el acoso escolar creada por el grupo y cuyas viñetas han surgido de fotografías de los miembros de la clase que posteriormente han sido editadas y maquetadas con un software específico, Comic Life.

Con inspiración

Para el diseño y programación de nuestra experiencia, así como su puesta en marcha, nos hemos apoyado en KIVA, el método finlandés para combatir el acoso escolar dentro del aula que ha sido capaz de reducir el 80% de los casos de acoso en el país nórdico en tan solo siete años.

La esencia revolucionaria de este método reside en que fue el primer programa en la materia que centró el foco de atención y le concedió todo el peso a todos aquellos estudiantes y jóvenes que son testigos de casos de acoso escolar y que en muchas ocasiones retroalimentan, de forma inconsciente, este tipo de situaciones a partir de una carcajada o de un silencio. Ellos son los que tienen, en gran medida, el poder para mitigar el número de episodios de acoso escolar que se dan dentro de las aulas.


Durante los ocho meses que se ha extendido el proyecto, los alumnos y alumnas han sido los principales protagonistas del mismo, quedando encargados de redactar la historia, representar a los diferentes personajes, elaborar el vestuario y decoración necesaria, organizar la sesión de rodaje, fotografiar las diferentes escenas, seleccionar y editar las imágenes, confeccionar el montaje y maquetación desde el ordenador, así como su posterior presentación y puesta en público.

En el desarrollo y puesta en práctica del proyecto se han visto implicadas las áreas de educación artística (plástica), lengua castellana y literatura, lenguas extranjeras: inglés y francés y sesiones de tutoría. Además se han realizado diferentes charlas y talleres relacionados con el contenido a trabajar. Por ejemplo, visitar la biblioteca de nuestra localidad para conocer más a fondo el género del cómic, dinámicas sobre el acoso escolar, una charla contra el ciberacoso impartida por la Comandancia de la Guardia Civil, un taller de fotografía y confección de máscaras, etc.

Proyecto DIY

La experiencia comenzó a dar sus primeros pasos a finales del mes de septiembre y su desarrollo se ha extendido durante ocho meses, el cual se estructuró en cuatro fases más una inicial de introducción:

Introducir

La etapa inicial estuvo dirigida a realizar una primera toma de contacto y evaluación inicial sobre el tema. A lo largo de estas sesiones trabajamos aspectos teóricos sobre el acoso escolar y fuimos fijando objetivos y metas a alcanzar con el transcurso del proyecto.

Descubrir

Esta segunda fase consistía en una reproducción a pequeña escala de lo que sería el grueso del trabajo del proyecto. En grupos de cinco, los alumnos tuvieron que inventar una historia en la que se trabajase el tema del acoso escolar. Una vez creada, debían redactar un guion y posteriormente plasmar el contenido en veinte viñetas. Para ello, tuvieron que elaborar el contenido, los textos y elementos de cada una de ellas y, a continuación, dibujar cada una atendiendo al guion que habían elaborado. Para finalizar, cada grupo expuso al resto de la clase su cómic.

Hacer

Esta fue la tercera fase del proyecto y la que mayor carga de trabajo conllevó. Tras crear por grupos su propia historia, la clase tuvo que ponerse de acuerdo en elaborar una común. Para ello, podían coger uno de los cómics que se habían expuesto e incorporar elementos de otras o elaborar una historia nueva a raíz de las que ya habían creado.


Cuando conseguimos ponernos todos de acuerdo y teníamos claro el mensaje que queríamos transmitir, los alumnos redactaron el guion completo y la posterior descripción de viñetas. Al igual que se había hecho en la fase anterior, plasmaron la historia teniendo en cuenta que ahora el cómic estaba formado por más de 100 viñetas.

Al finalizar con las labores de selección y redacción, empezamos a preparar el rodaje. Comenzamos los procesos de selección para repartir las diferentes tareas: cámaras principales y encargados del ‘behind the scenes’, reparto de personajes, elaboración el vestuario, planificación del rodaje, logística, permisos, etc. Cuando ya tuvimos todo preparado y justo antes de tomar las fotografías de las diferentes escenas, el grupo recibió un taller sobre fotografía.

Una vez superado nuestro particular día de ‘rodaje’, tuvimos que llevar a cabo la selección de imágenes, edición digital y posterior montaje y maquetación del cómic.

Imprimir

Esta es la única parte del proyecto ajena al grupo de alumnos y tuvo lugar fuera del centro.

Compartir

La última etapa de este viaje tan emotivo fue dar a conocer el cómic al resto de la comunidad educativa con el objetivo de dotar a otros docentes de un recurso novedoso para trabajar el tema en clase y de concienciar y sensibilizar a todos aquellos niños y niñas en cuyas manos cayese nuestro cómic.

Como clase, estamos muy emocionados con el producto final que hemos obtenido y con el trabajo y compromiso que todo el grupo hemos alcanzado a lo largo de estos meses. La implicación, las ganas y la motivación han sido inmensas. Y personalmente, como tutor del grupo, me siento profundamente orgulloso de la respuesta que he obtenido de todos ellos, la ilusión que han depositado en el proyecto, la seriedad con la que han abordado el tema y la capacidad que han desarrollado para tomar decisiones en conjunto mediante el diálogo y el consenso, aunque ello implicase renunciar a los intereses individuales por los grupales.

Esta experiencia se presentó en el último encuentro de Utopías Educativas:

Comic contra el acoso escolar: Utopía Educativa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre