Tabletas y smartphones ¡a prueba de niños!

0

Cada vez más niños manejan tabletas y smartphones en casa o en el aula. Por eso, es necesario tener en cuenta una serie de pautas para reforzar la seguridad de estos dispositivos.

Control parental

Es un elemento indispensable para controlar qué hacen los niños con sus dispositivos y durante cuánto tiempo. Hay controles parentales independientes, soluciones que también se adaptan al aula, que forman parte de una solución antivirus… Lo ideal es establecer unos horarios para que los más pequeños no dediquen todo su tiempo de ocio a los dispositivos electrónicos, que no puedan descargar cualquier aplicación (sólo las adaptadas a su edad) ni navegar por páginas web no recomendadas, entre otros.

Con antivirus

Al igual que en los ordenadores, en los dispositivos móviles es esencial instalar una solución de seguridad que aporte garantías. Ayudarán a controlar que no haya robos de información, o que se instale malware que pueda dañar el equipo.

Actualiza las apps

Lo ideal es que tanto el sistema operativo como las aplicaciones del terminal estén debidamente actualizadas. Con estas actualizaciones los  fabricantes suelen corregir las vulnerabilidades que van apareciendo, pero solo puedes estar seguro de tener todos los parches si empleas la última versión de cada ‘software’.

Redes seguras

Utilizar redes Wi-Fi públicas entraña riesgos para la seguridad, pero es esencial asegurarse también que la red del colegio o instituto cumple con las medidas de seguridad necesarias para la conexión de los alumnos.

Buenas contraseñas

Si el terminal cae en malas manos, la última barrera entre el ladrón y los datos personales de tu hijo son las contraseñas. Recuerda que se debe utilizar una distinta para cada servicio y que deben ser complejas, con letras, números y símbolos. Lo mismo puede aplicarse al PIN del móvil y al patrón de desbloqueo.

La popularidad de las redes

Con el avance de las redes sociales, y pese a que hay restricciones en cuanto a la edad a la que puede registrarse un usuario en redes sociales y servicios de mensajería como Facebook, WhatsApp o Snapchat, los menores tienen cada vez mayor presencia en estas herramientas de comunicación. Es esencial revisar las opciones de privacidad y explicar a los niños los riesgos de compartir determinados contenidos en Internet. Además, no deben hablar con extraños ni compartir información privada.

 

 

Comentarios:

Sea el primero en comentar

avatar
wpDiscuz