5 consejos para que tus alumnos guarden silencio en clase

Con el curso en marcha es importante que el alumnado mantenga una actividad tranquila y sosegada de cara al aprendizaje de nuevos conocimientos. Echa un vistazo a estos cinco consejos para que los estudiantes guarden silencio en clase de manera natural.

23
5 consejos para que tus alumnos guarden silencio en clase 3

Una de las tareas más complicadas para un docente es lograr que los alumnos no se distraigan y permanezcan en silencio en clase. La voz, el lenguaje no verbal o los juegos son algunas estrategias que se pueden utilizar para conseguir un clima adecuado para fomentar el aprendizaje y el silencio en el aula, tal y como se apunta en el blog ‘El silencio en el aula‘.

1Lo primero: la autocrítica

Antes de saber cuáles son los métodos más adecuados para lograr que la clase esté en silencio, es recomendable que el docente se autoevalúe. Una de las causas de que los alumnos hablen mucho en clase puede estar más relacionada con la estrategia educativa elegida que con las técnicas que se aplican. Así, para llegar al fondo del problema, el docente tendrá que preguntarse si está apostando por una metodología dinámica o, por el contrario, abusa de las clases magistrales; si el tono de voz que utiliza es el correcto o si el ritmo de las explicaciones es demasiado rápido o lento.

2Los métodos clásicos

Para facilitar que los alumnos permanezcan en silencio, previamente, hay que explicarles la norma: es una muestra de respeto. Una vez interiorizada esta norma, es posible recurrir a estrategias como la voz, escribir indicaciones en la pizarra o usar el lenguaje gestual cuando los estudiantes la incumplan. Así, entre las opciones de lenguaje no verbal, se puede optar por llevarse los dedos a la boca como símbolo clásico del silencio o por otras alternativas: aplauso, símbolo de la victoria, etc.

3Usar un semáforo o una caja de música

Existen otros métodos que sorprenderán al alumnado. Si los recursos tradicionales no funcionan, es hora de probar con objetos cotidianos como un semáforo o una caja de música.

4Apagar las luces

La sorpresa es, también, clave para lograr la atención de los estudiantes. Si el docente se acerca hasta el interruptor de la luz y lo apaga se puede lograr el efecto deseado: la clase hará al principio más ruido pero, ante el imprevisto, se calmará.

5Programar un temporizador

Los juegos también ayudan a que la clase interiorice ciertas normas. Se puede proyectar un temporizador en la pizarra o en la pared del aula con una cuenta atrás: cuando se llegue a cero los estudiantes tienen que guardar silencio. Aquellos que lo hagan más rápido pueden recibir, incluso, un premio.

Somos el medio de comunicación líder en innovación educativa, nuevas tecnologías y metodologías, innovación docente, formación y recursos para profesores.

23 COMENTARIOS

  1. El silencio es importante cuando estamose en la explicación de una temática, por lo cual es importante que haya una concentración frente al tema, lo otro es dar un un espacio de diálogo con relación al tema que se trabaja, por ende una cosa es que hablen y la otra que hagan mucho ruido, cuando se torna excesivo se les pide de la mejor manera que le bajen el volumen y la importancia de este.

  2. Realmente, es interesante 🧐 deberíamos trabajar en el respeto, del turno de la palabra, pero ojo es importante que no soso tris como docentes motivemos a qué pregunten hablen sean felices … y lo que quiero enfatizar es que mejor pedir respeto hacia las preguntas de los compañeritos cuando se dirigen al profesor.

  3. Una estrategia que me funciona para que un grupo guarde silencio, esto debido a que se ha perdido el control en el grupo o una reunión es guardar silencio y dirigir la mirada al grupo de alumnos o participantes que hacen bullicio, finalizando con muchas gracias..
    El ruido con silencio lo combato.

  4. Cuando alguien habla, hay que escucharle. Igual que escucho con atención lo que me dicen mis alumnos ellos también deben respetarme y guardar silencio cuando explico algo. Si ellos no han programado la clase y no conocen la actividad, ¿Deberán, al menos, escuchar la consigna? ¿O les dejamos que hablen y griten y perjudiquen al profesor y alumnado que quiere aprender?

  5. Los educadores que criticáis las antiguo y os creéis de la fórmula transgresora que lo mejorará todo sois los mismos educadores de las de decenas de adolescentes menores de 16 que veo desde mi ventana borrachos en manada cada noche de los sábados. Autocrítica también para ustedes!

    • ¿Un sábado por la noche? ¿Y no tendrán en eso algo que ver sus padres, en realidad? A lo mejor ni te lo has planteado, en tu ansia de culpar de algo a los que miran hacia delante en vez de hacia atrás.

    • Hola, soy madre y tengo un hijo de 4 años. En primer lugar me sorprende que alguien culpe a un profesor de que los adolescentes beban o sean mal educados. La educación se recibe en casa los profesores son un apoyo pero desde luego no son culpables de que los niños sean o no mal educados. Y sobre el comentario de que los alumnos no deben estar en silencio lo siento mucho pero una cosa es estar en clase y opinar o debatir sobre algún tema y otra muy distinta hablar con el compañero o no respetar el turno de palabra esto es educación básica.

  6. Debe haber momentos de diálogo, de escucha, de silencio e incuso de jolgorio. Todo cabe si se sabe cual es el apropiado en cada situación, esto forma parte del acto educativo.

  7. Para dar una información se requiere de un mínimo de escucha por parte del receptor y no se consigue si este grita o habla. De ese silencio se habla. De ese respeto se habla.

  8. Qué horror!!!!!! Cómo es posible que hoy día se siga pensando en que los niños deben guardar silencio en el aula de clases????? Y se acude a métodos conductistas para mantenerlos callados?????? Qué maldad con esas criaturas!!!!!!! Cuando llevamos los niños a la escuela es ´porque no saben y decimos que van a ella a aprender…….entonces, cómo así que deben permanecer callados, cuándo lo normal es que pregunten por lo que deseen saber……..quien pregunte en la escuela debe ser el niño……no el maestro……..pero es al revés, quien pregunta es el maestro y es el niño quien debe saberse todas las respuestas!!!!!!!!! Definitivamente, la escuela está mal inventada!!!!!!!!!

    • Por supuesto hay momentos en que los niños deben de estar callados y otros participar… Menudo caos sinó!!! Son 25-30en el aula, te imaginas?

    • El silencio en clase es indispensable para facilitar la concentración y el aprendizaje, elementos que supongo considerarás importantes en la escuela. Ahora bien, si lo que consideras importante es la diversión , el entretenimiento y la «infantilización», entonces no hay más que hablar.
      Por cierto, esta manía de terminar las frases con tantos signos de interrogación y admiración … ¿a qué obedece?

      • Si tienes 38 niños y todos hablan al mismo tiempo no se pueden entender, cuando usted esta con su familia que son 4 o 5 miembros todos hablan al mismo tiempo a la hora de la comida? No, verdad. Pues es muy fácil comprender el tipo se silencio del cual habla el artículo, no se trara de cuartar la libre expresión, se trata de dialogar ordenadamente, tambien existe una estratégica llamada pregunta generadora esta la realiza el docente, es decir, todos pueden hacer preguntas, todo depende del propósito. Espero haber sido explícita.

    • Este comentario sí me parece un horror.
      Se nota un gran desconoccimiento de las condiciones idóneas para un buen aprendizaje.

    • Sí ya nos gusta que hablen… pero no los 30 a la vez y a gritos. Solo pedimos un mínimo de silencio para que se oigan las preguntas necesarias para despertar en ellos la curiosidad o las ganas de aprender, para abrir sus horizontes más allá de lo que hacen sus padres, sus vecinos, sus profesores o sus compañeros de clase. A veces algunos preguntan también con interés, y sin el silencio necesario, la pregunta queda diluida en el bullicio u si el profesor, con un poco de suerte oye la pregunta, tiene que intentar hacer llegar el mensaje entre otras tantas conversaciones cruzadas. No seamos demagogos, nadie quiere que estén callados todo el rato, se trata de comprender que nuestros actos afectan a los demás y de responsabilizarse de las propias acciones. Yo estoy en secundaria, pero creo que el trabajo en l empatía y la concienciación sobre las consecuencias de nuestros actos sobre el grupo en el que estamos y, en última instancia, en la sociedad en la que vivimos son valores que se pueden trabajar desde primaria.

    • El horror es que hoy día los estudiantes van es a sabotear la clase,y jamás atienden las explicaciones del maestro,hay tiempo para todo,

    • Se ve que no ha estado en un aula…los alumnos preguntan cuando no se enteran de algo que se ha explicado y estaban hablando de otros intereses. Esto se puede pasar por alto una vez, pero como comprenderá…..sino, póngase usted de docente y verá…

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario
Introduzca aquí su nombre