¿Cómo es la educación en los distintos países del mundo? Según la UNESCO, hay grandes diferencias entre unos y otros. Por ejemplo, menos del 40% de las niñas del África Subsahariana completan los estudios de Secundaria. Sin embargo, países como China (Beijing, Shanghái, Jiangsu y Guangdong), Singapur, Hong Kong o Canadá destacan por el buen rendimiento de su alumnado. Así lo recoge también el último informe PISA, donde ni siquiera Finlandia, uno de los países con mejor reputación a nivel educativo, igualó sus resultados. En cuanto a España, se situó por debajo de la media de la OCDE, empeorando sus valoraciones en Ciencias con respecto a ediciones anteriores y estancándose en asignaturas como Matemáticas.

Conocer las peculiaridades de cada sistema educativo puede ser el primer paso para cumplir con el lema que promueve este año la UNESCO para el Día Internacional de la Educación: «Cambiar el rumbo, transformar la educación». Estas son las características más destacadas de los considerados mejores sistemas educativos del mundo. 

Canadá 

En el país norteamericano las escuelas públicas conviven con las privadas. Sin embargo, el 95% de los padres elige la educación pública para sus hijos, según la Asociación Canadiense de Escuelas Públicas. Se trata de un país que invierte mucho en educación; destina más fondos (per cápita) que cualquier otro país del G8. 

Un niño estudia a través de la tablet

El sistema educativo no es nacional sino que se divide por provincias. Cada una desarrolla su propio plan de estudios, pero coinciden en apostar por las asignaturas que fomentan la igualdad, debido a la división de territorios y a las características culturales, históricas y sociales de sus ciudadanos. Por ejemplo, en Ontario, donde la proporción de inmigrantes es muy elevada, si el estudiante tiene una lengua o cultura distinta en casa el sistema ofrece los recursos para conservarla, según cuenta Constantine Ioannou, premio Kappa Phi Delta a la Excelencia Educativa, en una entrevista incluída en el libro ‘Gigantes de la Educación’, de la periodista Lola García-Ajofrín.

China (Beijing, Shanghái, Jiangsu y Guangdong)

Esta región asiática promueve una educación donde exista el espacio y tiempo necesarios para que los jóvenes se desarrollen como individuos emprendedores y creativos. Los títulos han quedado en un segundo plano, por ejemplo en la  Educación Profesional Superior no se otorgan, dando paso a las habilidades interpersonales.

mejores sistemas educativos del mundo

En este sentido, hace menos de un año, el Ministerio de Educación chino aprobó una reforma para aliviar la presión de los estudiantes en el marco de un sistema muy competitivo. Algunos de los cambios pasan por la prohibición de exámenes a niños de 6 y 7 años y la regulación del número de exámenes por cuatrimestre. También en 2021, el Gobierno suprimió las tareas extraescolares para estas edades y limitó a una hora y media el tiempo máximo dedicado por los de Secundaria a estas tareas.

Finlandia 

La educación pública es el pilar fundamental del sistema finlandés, así como sus maestros, que están altamente valorados. De hecho, antes de llegar a ser docentes, los estudiantes pasan por un sistema de selección muy exigente. Debido al elevado estatus que consiguen y, al contrario que en otros modelos como el de Hong Kong, los padres influyen poco en las decisiones de la escuela.

Clase de Primaria

Desde 2016, el currículo apuesta mucho por la digitalización que incluye la programación como una materia transversal en el plan de estudios. También se decanta por un menor contenido. La reducción del peso de las asignaturas pretende conseguir una combinación de trabajo por proyectos y más interdisciplinariedad, según un estudio de la UOC. 

Hong Kong

Su historia como colonia británica es determinante en su sistema educativo, que no dista mucho de los occidentales. No obstante, desde que se inició la reforma educativa en el 2000, los objetivos han variado y se orientan a una mayor creatividad frente a una menor memorización. El sistema se enfoca al desarrollo personal y el aprendizaje a lo largo de la vida, según las declaraciones de la doctora Catherine K. K. Chan, subsecretaria de Educación de Hong Kong, en el libro ‘Gigantes de la Educación’. 

Los padres también desempeñan un papel muy activo en la educación de los pequeños. Por ese motivo, las academias y clases privadas triunfan en Hong Kong, tanto que han convertido a sus profesores en auténticas celebrities; los llamados ‘Tutor kings’.

Singapur

Este país asiático lleva muchos años encabezando las clasificaciones internacionales en campos que van desde las Matemáticas (asignatura en la que hacen mucho hincapié desde una edad temprana) hasta las Ciencias Sociales. El alumnado también aprende inglés como primera lengua desde Infantil y se apuesta por métodos que invitan a la reflexión de los estudiantes, evitando la memorización.

Dos niños pequeños en clase.

El analista de la OCDE Pablo Zoido destaca, además, su apuesta por los docentes. En el libro de García-Ajofrín, define al profesorado como “investigadores de su propia profesión que van probando cosas nuevas”. Como consecuencia, son actores principales de las reformas educativas del país. En esta misma línea, se pronunció el secretario general del Sindicato de Maestros de Singapur, Mike Thiruman, en una entrevista concedida al Observatorio de Innovación del Instituto para el Futuro de la Educación: “Si necesitamos desarrollar algo es desarrollar a las personas. Es una norma cultural para los asiáticos invertir en educación. En general, así es la cultura china, y Singapur es 75% chino”.