¿Cómo son los jóvenes españoles en la actualidad? ¿De qué manera les ha afectado la pandemia que asola el mundo entero desde el año pasado? ¿A qué le dan más importancia? ¿Cuáles son sus banderas generacionales? ¿Qué esperan del futuro? La Fundación SM ha analizado de manera exhaustiva la realidad de los jóvenes entre 15 y 29 años de edad en el informe ‘Jóvenes españoles 2021. Ser joven en tiempos de pandemia’

Entre las principales conclusiones, la familia, la salud y la educación son sus pilares fundamentales; la igualdad de género y la lucha contra el cambio climático, sus banderas generacionales; Internet, el espacio en el que discurre su vida y, aunque ante el futuro se muestran algo optimistas y esperan un porvenir mejor que sus padres, lo vislumbran fuera de España.

En un contexto marcado por las consecuencias sanitarias y socioeconómicas de la COVID-19, el informe ha comparado los resultados actuales con los de los últimos 30 años. Se han realizado 1.200 entrevistas a jóvenes residentes en España y que se encuentran en dichas edades. 


Sus pilares fundamentales: educación, salud y familia

Salud (96%), educación (96%) y familia (95%) son los tres pilares fundamentales para los jóvenes participantes en el informe. En cuanto al ámbito educativo, consideran que los centros educativos son el lugar principal donde se dicen cosas importantes y más de la mitad de los encuestados reconoce que el colegio o el instituto en el que han estudiado les ha aportado educación en valores (68%), conocimientos útiles (66%) y aprendizaje para convivir democráticamente (61%).

Estudio Fundación SM

Por otro lado, y debido a la situación que está viviendo el país desde el año pasado, la familia aparece como un claro referente, y es para los jóvenes españoles el segundo lugar donde se dicen las cosas trascendentales. Además, aumenta la espiritualidad en la vida cotidiana de los jóvenes actuales, sobre todo en la búsqueda de consuelo y fortaleza por la muerte de un ser querido (52%) y en momentos difíciles de su vida (50%). 


Sus banderas generacionales: medioambiente e igualdad de género 

Desde el año 2005, los jóvenes están muy concienciados en cuestiones medioambientales (según datos de anteriores informes de la Fundación SM). En el informe actual, el 80% de los jóvenes encuestados considera que la protección del medioambiente debe ser una prioridad, y que su estilo de vida es importante para la conservación del planeta. 

Igualdad de género Familiares y comprometidos

Por otra parte, la igualdad de género es muy importante para el 90% de los jóvenes, quienes interpretan en su mayoría que la situación de las mujeres es peor que la de los hombres en lo que respecta a los salarios (45%), la presencia en puestos de toma de decisiones en el ámbito empresarial y político (43%), el reparto de tareas (42%) y responsabilidades en el hogar (40%), y el trato recibido en las redes sociales (42%).


Su relación con Internet, la política y los libros

Los usos principales que hacen de Internet están relacionados con el entretenimiento audiovisual, como fuente de información y para comunicarse, ya que utilizan las redes principalmente para relacionarse. Sin embargo, para los jóvenes actuales el valor de la amistad ha disminuido con respecto a años anteriores: los amigos han pasado de ser muy importantes para el 62% de los jóvenes en 2017 a serlo solo para el 49% en 2020. En las redes sociales, un 25% reconoce haber sido “agredido, maltratado o intimidado a través del teléfono móvil o internet en el último año”. 

Estudio Fundación SM Familiares y comprometidos

Por otro lado, para los jóvenes encuestados, Internet también guarda relación con la política: se sienten insatisfechos con la clase política, ya que el 71% de los jóvenes cree que los políticos no les toman en cuenta, por lo que el 39% está implicado en el activismo online.

No obstante, la tecnología no está tan relacionada con los hábitos de lectura de los jóvenes actuales: el 42% reconoce leer en papel, y es que en la última década se ha producido un aumento en el hábito de la lectura por parte de la población joven. El porcentaje de jóvenes no lectores habría descendido desde el 51% de 2005 a un 12% en la actualidad. Por su parte, la proporción de grandes lectores (más de 8 libros al año) mostraría a un grupo de jóvenes que habría aumentado desde el 8% de 2005 al 41% en 2020.


El futuro: mejor que sus padres, pero fuera de España

El 46% de los encuestados considera que tendrán mejor vida que la de sus padres, aunque perciben diversas dificultades: el 49% cree que tendrán muchos problemas para trabajar en lo que les guste, para conseguir una vivienda adecuada (48%) y para formar una familia (41%).

Por eso, más de la mitad de los jóvenes (52%) cree que es bastante probable que tengan que emigrar para poder trabajar en el futuro, especialmente para mejorar la calidad de vida o para encontrar trabajos mejor pagados.