Durante los últimos años, Blackboard ha establecido como uno de sus objetivos ayudar a las instituciones (y a la comunidad educativa en general) a crear una cultura de accesibilidad e inclusión. Para ello, se han inspirado en las formas innovadoras en que esta comunidad se ha unido para abordar algunos de los desafíos más difíciles de la accesibilidad a través de la innovación, las pedagogías inclusivas y el diseño de cursos accesibles. Pero, ¿cómo lo han hecho?


Centrándose en la educación inclusiva

En primer lugar, ha aumentado su presencia global y asegurado que su solución Blackboard Ally para LMS esté disponible en 21 idiomas para los instructores y estudiantes de todo el mundo.

Su actualización más reciente, de hecho, incluye la puesta a disposición de la interfaz de usuario de Ally en árabe, y pronto también será posible acceder a formatos alternativos de Ally en este idioma. Esto establece una base sólida para expandir su apoyo a otros idiomas de derecha a izquierda.

Además, y partiendo de la idea de que los entornos de aprendizaje se hacen cada vez más digitales, Blackboard considera que un enfoque más personalizado junto con un contenido más accesible más allá del LMS mejora la experiencia educativa de todos los estudiantes. Por eso presentó Blackboard Ally for Web, y más recientemente, Blackboard Ally as a Service, una API independiente que permitirá a las instituciones, así como a otros proveedores de contenido de terceros, evaluar y mejorar la accesibilidad del contenido alojado fuera de sus LMS y sitios web públicos.

El objetivo final es ayudarles a potenciar aún más a todos los estudiantes, proporcionándoles contenido educativo digital que sea accesible de forma coherente en todos los puntos de contacto.  

accesibilidad contenidos

En este sentido, además, el próximo viernes 15 de enero a las 11h se realizará un webinar titulado ‘¿Debes cumplir como administración Pública la reciente normativa sobre la accesibilidad de los contenidos digitales que generas?’. En esta sesión, se reflexionará sobre dicho marco normativo, que entró en vigor en septiembre de 2020, a la vez que la Universidad de Barcelona mostrará un caso práctico de como una herramienta como Blackboard Ally puede ayudar a mejorar el proceso de producción tus contenidos digitales.


Ayudando a las instituciones

Por otro lado, Blackboard capacita a los administradores para mejorar continuamente la calidad de la experiencia educativa para todos los alumnos, ofreciendo informes y análisis sólidos a través de Blackboard Ally: esta herramienta genera puntuaciones de accesibilidad tanto a nivel de curso como a nivel institucional con los conocimientos necesarios para el apoyo de triaje.

Así, los administradores pueden utilizar estos conocimientos prácticos para crear una estrategia basada en datos para mejorar la accesibilidad de sus instituciones a escala. En un esfuerzo por expandir estos conocimientos, por otro lado, publicará un informe a nivel de departamento en el Informe Institucional, permitiendo a los administradores organizar más eficientemente el análisis a nivel de departamento o de universidad, así como delegar el acceso a los datos del informe a los líderes académicos en esas áreas. 


Fomentar el diseño de cursos inclusivos

Blackboard Ally también ayuda a las instituciones a escalar el desarrollo profesional, concienciando a los instructores sobre los problemas de accesibilidad en sus cursos y proporcionando retroalimentación y orientación para corregirlos. El Informe de Accesibilidad de los Cursos proporciona a los instructores una visión más detallada del contenido de sus cursos y de los problemas más frecuentes, y les ofrece una hoja de ruta para mejorar el contenido de los cursos.

Con la reciente y generalizada transición a la instrucción a distancia, es evidente ahora más que nunca que todos los tipos de alumnos -sin importar su necesidad y capacidad- se benefician de un entorno de aprendizaje conectado que da prioridad a la inclusión.