La educación está experimentando un cambio rápido y fundamental. Durante el último año ha habido 1.600 millones de niños de casi 200 países escolarizados fuera del aula y, tanto docentes como estudiantes, han tenido que adaptarse a la nueva realidad del aprendizaje a distancia. El informe ‘Reimaginar la educación con audio de alta calidad’, elaborado por Frost & Sullivan y encargado por EPOS, pone de manifiesto las oportunidades que han surgido para mejorar el aprendizaje y estar más conectado y digitalizado.


Consecuencias de un mal audio

El aprendizaje efectivo (y en remoto) depende de la participación de los estudiantes, independientemente de dónde se lleve a cabo, pero elementos como un buen audio son fundamentales para que las clases a distancia funcionen ya que ayuda a los estudiantes a mantener la concentración y a participar; mientras que un audio deficiente puede derivar en un impacto negativo y grave. ¿Qué es lo que provoca entre el alumnado un mal audio?

  • Frustración, molestia o falta de confianza. El 35% de los encuestados siente a menudo frustración, irritación y molestia debido a un audio deficiente, el 25% experimenta momentos de estrés y el 15% siente vergüenza o falta de confianza. 
  • Impacto negativo sobre la salud. Ya se trate de retrasos en el audio debido a una mala conectividad a Internet o de varios participantes hablando al mismo tiempo o, incluso, los ruidos de fondo provenientes de la ubicación de cada participante, los problemas con el audio pueden tener un impacto negativo en la salud al aumentar los niveles de estrés.
  • Pérdida de información importante. La capacidad de escuchar múltiples voces, reconocer quién está hablando y participar en las reacciones de la clase son partes cruciales de la enseñanza. Por todo ello, sin un buen audio los docentes corren el riesgo de perderse información crucial y, en consecuencia, aportar una experiencia de aprendizaje menos eficaz.

Según el estudio, el 37% de las personas piensa que las herramientas de audio adecuadas podrían reducir la falta de comunicación, el 40% cree que disminuirían significativamente la necesidad de tener que aclarar información de forma repetida y el 37% apunta que un buen audio evitaría que los participantes perdieran información crítica.


A favor de un formato híbrido a largo plazo

Audio en la educación online

Si bien el cambio a la educación en línea ha causado una interrupción inicial, muchos educadores y estudiantes están a favor de enfocar dicho cambio en formato híbrido más a largo plazo. De hecho, según este informe, dos tercios de los estudiantes estadounidenses recibirían con agrado recibir más clases en línea pasada la pandemia y el 61% afirma que los cursos en línea pueden ser tan válidos como los presenciales cuando están bien diseñados.

En palabras de Jeppe Dalberg-Larsen, presidente de EPOS: “Para garantizar que el aprendizaje híbrido siga siendo eficaz, los educadores y los estudiantes deben reconocer la importancia de optimizar la concentración y la comprensión mediante el uso de herramientas de audio de alta calidad”.