Así debería ser la vuelta al cole para que sea segura

Con el fin de ayudar a que la vuelta al cole se lleve a cabo de la forma más segura posible durante la pandemia, un equipo de expertos de la Universidad de Harvard ha publicado un informe con diferentes indicaciones para que se reduzca el riesgo de contagio entre estudiantes y profesores. Estas son las principales medidas que contempla.

1
Alumnos van al colegio con mascarilla

¿Cómo será la vuelta al cole que tendrá lugar en solo unos días? ¿Podrá garantizarse la seguridad de docentes, estudiantes y familias? Para un grupo de expertos de la Universidad de Harvard, habría que tener en cuenta una serie de medidas de seguridad y tomar ciertas precauciones tanto en las aulas como en el centro en su conjunto para reducir el riesgo de contagios. 

Todas estas indicaciones las han reunido en un informe liderado por el profesor asistente de Ciencias de Evaluación de Exposiciones Ambientales y director del Programa de Edificios Saludables Joseph G. Allen, que asegura que existen pruebas científicas que indican que los riesgos a los que se exponen el alumnado y personal docente se pueden reducir si en los centros se implementan medidas estrictas de control y se reacciona de manera dinámica ante los posibles brotes. 

Asimismo, señala que “no existe un plan perfecto de reapertura de las escuelas” ni unas “estrategias universales que sean efectivas”, pero sí es posible tomar algunas precauciones que ayuden a minimizar los riesgos y que la vuelta al cole sea segura. Por eso, han tenido en cuenta las tres vías de transmisión de la Covid-19 que se conocen hasta el momento (por contacto cercano, de largo alcance y por fómites), a partir de las que han propuesto una serie de medidas aplicables a distintos ámbitos de la vida escolar: el aula, los edificios, las políticas, los horarios o las actividades que se llevan a cabo. 

Aulas saludables

Con el propósito de que las aulas sean un lugar seguro para todos es imprescindible el uso de mascarillas “en especial en los pasillos, los baños y cuando los alumnos se encuentren cerca de estudiantes de otras clases”. Así, igual de importante es “designar momentos de la jornada escolar durante los cuales se las puedan quitar”. 

Una clase de primaria vacía - vuelta al cole durante la pandemia

Lavarse las manos es otra medida imprescindible, sobre todo en momentos como inmediatamente antes de salir de casa, salir del aula, comer, tocar objetos compartidos, tocarse la cara y salir de la escuela, así como después de entrar en el colegio y en el aula, terminar de almorzar, tocar objetos compartidos, ir al baño, toser, estornudar, soplarse la nariz y llegar a casa. Cuando no sea posible, se recomienda usar gel desinfectante. 

Maximizar el distanciamiento físico permitirá proteger a las personas y, a su vez, el distanciamiento de los grupos ayudará a desacelerar las cadenas de transmisión. De este modo, se aconseja restringir el traslado de los estudiantes de un aula a otro y evitar reuniones multitudinarias, tanto dentro como fuera del centro. 

Edificios saludables

Para mantener la seguridad en los edificios, las medidas de seguridad giran entorno al aire y a la limpieza de superficies. Para respirar aire puro es necesario incrementar la ventilación con aire del exterior, filtrar el aire del interior con filtros de aire de clasificación MERV 13 o superior e incorporar purificadores de aire portátiles equipados con filtros HEPA. 

Capacitar adecuadamente al personal de mantenimiento y suministrarle equipos para su protección también es un punto importante. Según el estudio, es necesario mantener la limpieza de superficies y hacer especial hincapié en la limpieza de los baños. 

Políticas saludables

Con el fin de crear una cultura de salud, seguridad y responsabilidad compartida, se recomiendan medidas como la creación de carteles que recuerden las pautas sanitarias y se distribuyan por todo el colegio o, incluso, comenzar cada día con un mensaje dirigido a todo el centro reafirmando las medidas sanitarias. 

Designar un equipo de respuesta frente a la Covid-19 y dotarlo de un plan es otra clave que se señala en el estudio, así como elaborar planes de acción frente a la aparición de casos, promover las pruebas de detección y las pruebas de anticuerpos del virus y, sobre todo, en caso de enfermedad, será prioritario permanecer en casa. De hecho, y pensando en el supuesto de que alguien empiece a encontrarse mal durante la jornada escolar, se recomienda que exista una “sala cómoda donde puedan autoaislarse hasta que finalice el día”. 

El estudio elaborado por la Universidad de Harvard también hace referencia a la necesidad de respaldar las opciones de enseñanza a distancia: proveer los instrumentos y los sistemas de apoyo necesarios para que los estudiantes que se queden en casa puedan seguir con su formación, capacitar al personal para impartir clases online de la mejor manera y evaluar la posibilidad de implementar la enseñanza a distancia por cursos. 

Por último, se recomienda disminuir la densidad de ocupación de los edificios escolares, por ejemplo, limitando el acceso de los padres y otros visitantes, llevando a cabo tutorías online o fomentando las funciones administrativas desde casa siempre y cuando sea posible. 

Horarios de clases saludables

Gestionar los horarios y los lugares de transición, reforzar la seguridad a la hora de la comida, reevaluar los medios de transporte o modificar las normas de asistencia son las principales pautas que se deberían tener en cuenta para el próximo curso. 

Algunas sugerencias para llevar esto a cabo son: escalonar los horarios de entrada y salida o los horarios de comedor para dar tiempo a la adecuada limpieza y desinfección y también para facilitar el distanciamiento entre los grupos. 

Actividades saludables

Un padre le coloca la mascarilla a su hijo en la vuelta al cole

Por otro lado, en el informe se pide respetar los recreos, es decir, “no restringir el recreo de los niños ni su acceso al patio o a los juegos de la zona recreativa de la escuela”. Eso sí, para que la vuelta al cole sea segura, será imprescindible “lavarse las manos o limpiarlas con alcohol en gel antes y después del recreo o de utilizar elementos de mucho contacto”. Se plantean también las opciones de escalonar los recreos o, si fuese necesario, designar un área del patio para cada clase. 

La Educación Física debería llevarse a cabo al aire libre “en la medida de los posible” y se recomienda limitar la cantidad de tiempo durante el cual se está en contacto estrecho y en grupos grandes, así como reducir el uso de equipos y espacios compartidos. 

En resumen, será necesario que los colegios implementen una estrategia de defensa ante el coronavirus, compartir las responsabilidades con otras instituciones y entidades públicas y privadas, restringir las cadenas de transmisión y ser flexibles ante esta nueva normalidad. 

Somos el medio de comunicación líder en innovación educativa, nuevas tecnologías y metodologías, innovación docente, formación y recursos para profesores.

1 COMENTARIO

  1. Es evidente que los expertos de la Universidad de Harvard qru recomiendan estas medidas, desconocen la triste realidad de la educación, en otros ámbitos donde la infraestructura es muy precaria, los recursos económicos son limitadísimos y las personas involucradas en este proceso que son: estudiantes, profesores, personal administrativo, padres de familia, promotores y autoridades locales, no poseen los “conocimientos” ni las “competencias necesarias” para realizar este trabajo.

    Una vez más se puede apreciar que estas recomendaciones, que las publican en las redes sociales, como algo de aplicación genérica, en realidad no son factibles en otras realidades diferentes a las existentes en la Universidad de Harvard y su entorno.

    Vivo en un país latinoamericano donde el 90% de los centros educativos operan en condiciones infrahumanas, inseguras y donde reina la informalidad. En este mismo contexto los expertos recomiendan desarrollar una propuesta de “aulas saludables” que consiste en “purificar el aire” mediante el uso de filtros que son costosos, además de “respaldar las clases on line distancia”, pero ello no es posible porque se requiere disponer de una “tecnología de comunicación de alta velocidad”, de “equipos y software adecuados”, de “docentes capacitados” en esta tecnología digital, de estrategias de evaluación acordes, de una “estructura de cursos” con contenidos adecuados, y del uso de “metodologías educativas innovadoras”. En este contexto resulta casi imposible desarrollar todas las materias de manera virtual, es por ello que es imprescindible la asistencia presencial a laboratorios, en los cuales es necesario tener equipos de alta tecnología y la asesoría de un especialista.

    También se propone regresar a los horarios rígidos de actividades académicas, horario de ingreso, salida y sesione de aprendizaje; horarios de alimentos, horarios para recreación y actividades deportivas; a lo cual los docentes le llaman “disciplina”, y no es así.

    En el Nivel Superior, hay profesiones que van a desaparecer o que pueden ser tomadas en su totalidad de manera virtual no presencia, pero otras no. En referencia a las actividades de socialización, no es necesario que el estudiante acuda a un Centro Educativo para que realice actividades de socialización, sobre todo en esta situación donde existe distanciamiento y muchos temores a desarrollar actividades grupales. Las actividades deportivas que requieren desplazamientos y ejercicio físico, deben ser realizadas en espacios abiertos, porque es imprudente pretender realizarlas en lugares cerrados.

    Es por ello que en esta situación de Pandemia lo más recomendable es:
    1) Mantenerse en Casa en donde continuaran desarrollando sus actividades cotidianas con mucha libertad y para ello el “rol de los padres” es muy importante.
    2) Continuar con sus “clases virtuales no presenciales” las cuales es necesario mejorar muchos aspectos como: contenidos, estrategias de presentación, disponibilidad de la tecnología, docentes capacitados en diferentes temas, y padres informados para que comprendan esta nueva modalidad. Esto evita el uso de transporte para trasladarse al centro educativo, infraestructura como aulas, auditorios, salas de reuniones, servicios higiénicos, comedores, etc.; uso de una diversidad de “uniformes” y muchos libros que en la actualidad son innecesarios; y que además representa un costo para los promotores. Todo esto reduce significativamente los costos para los padres de familia.
    3) Estimular y promover en los sectores o barrios, la “solidaridad” para “compartir y no a competir” entre niños y jóvenes vecinos de la misma edad y grado, e inclusive de edades y grados diferentes, de manera que puedan “intercambiar conocimientos y experiencias en su proceso de desarrollo de aprendizaje”. Esto va a permitir construir “vínculos” personales e interpersonales e “integrar” verdaderamente a una “comunidad”.

    Es por ello que sugiero, sin ser experto de Harvard, que los estudiantes continúen sus labores académicas en sus hogares, “acompañados” de sus padres (quienes ven al colegio como una guardería) y eso tiene que cambiar; y “asesorados” por sus docentes, quienes deben ser capacitados para ejercer la “docencia virtual”, porque cualquier “improvisado” no la puede desempeñar eficientemente. En esta modalidad los horarios deben ser “flexibles”, evitar largas jornadas de clases, y procurar que estas sean “interesantes”, “divertidas” y muy “significativas” para los estudiantes; por ello deben recurrir al uso de metodologías lúdicas (gamificación), al desarrollo de “proyectos” (ABP) de manera que los niños y jóvenes desarrollen su “curiosidad” por “diversos temas integrados”, su “interés por la investigación” y sus “habilidades” para su ejecución.

    Así mismo, es oportuna la situación para fortalecer vínculos familiares, tan descuidados antes de la Pandemia. Y por último, que las medidas de seguridad adoptadas, sirvan para construir una “Nueva Normalidad” basada en el Ser Humano de manera individual y de la “Comunidad” en General.

    Gracias.

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario
Introduzca aquí su nombre