Comienza la clase y el docente propone investigar sobre el uso y la gestión que realiza el propio colegio de la energía para trabajar el séptimo Objetivo para el Desarrollo Sostenible (energía asequible y no contaminante). Los estudiantes se dividen en grupos, investigan, consultan con expertos, ponen sus ideas en común… y elaboran un informe con las conclusiones que entregarán a los responsables del centro educativo para que las valoren, apliquen y mejoren su eficiencia energética. 

Aprendizaje Auténtico

Este podría ser un ejemplo de aprendizaje auténtico, un término que se utiliza para describir una técnica de enseñanza que aboga por aprender aplicando los conocimientos en contextos y situaciones de la vida real, en lugar de simplemente memorizar información. De esta manera, el alumnado pone sus habilidades y saberes en práctica, a la vez que se promueve la tarea de investigar, debatir y construir conceptos. “Se centra en el diseño de situaciones y actividades de aprendizaje basadas en tareas que conecten las asignaturas escolares con el mundo real con la finalidad de ayudar al alumnado a integrar los conocimientos y las aptitudes necesarias para un desempeño eficiente en la realidad”, explica José Blas García, docente y divulgador.

Sus ventajas

Anuncio

Los estudiantes adquieren además las competencias necesarias para desarrollarse en el mercado laboral. Y es que trabajan las características que más demandan las empresas en la actualidad como, por ejemplo, la creatividad y el trabajo en equipo. “También desarrollan importantes habilidades del siglo XXI como la ciudadanía digital, la codificación o la lectura crítica, entre otras cosas, gracias a que se fomenta el uso de gran variedad de herramientas, tanto nuevas como antiguas”, apunta el profesor Manuel Caro en el artículo Diez maneras en las que el “aprendizaje auténtico” influye en la educación. “Esto les proporciona una noción más clara de lo que pueden esperar en el mundo laboral”, agrega.

Ventajas Aprendizaje Auténtico

El aprendizaje auténtico es activo, reflexivo y da herramientas al alumnado para que aprendan a aprender. “Por eso, otra de sus ventajas es que dirigen su propio aprendizaje en el trabajo del proyecto”, comenta la profesora Audrey Rule, de la Universidad State University of New York (SUNY). Y es que utilizan innumerables recursos y conocimientos adquiridos anteriormente, crean alternativas y analizan diferentes opciones para resolver preguntas y cuestiones que se presentan a lo largo del camino. 

Cómo aplicarlo: las cinco estaciones 

Anuncio

No existe un modelo cerrado y establecido para aplicar el aprendizaje auténtico, ya que se trata de un enfoque que abarca diferentes estrategias de educación. No obstante, Blas propone abordarlo a partir de una secuencia de elementos que puede servir de guía para trasladarlo al aula. Está compuesta por cinco estaciones y varias subestaciones que las complementan y le dan sentido:

Conocer

Anuncio

Es el primer paso hacia el aprendizaje. Los estudiantes empiezan a aprender a partir de una estrategia perceptiva. Una nueva información les llega a través de los sentidos, como consecuencia de una experimentación directa y concreta (manipulando, jugando, o identificando objetos) o de una experiencia abstracta (leyendo, escuchando, viendo un vídeo o imagen…).

Contactar y conectar

Es imprescindible que la nueva información contacte con el que aprende por medio de la observación. Se trata de promover la novedad, la sorpresa, la captación de la atención y la curiosidad planteando una hipótesis o una pregunta. Es el paso previo a conectar: para ello, es imprescindible partir de las ideas y experiencias previas del alumnado, como seguro de conexión lógica y psicológica (significativa). Hablamos de conexión conceptual pero también emocional de los nuevos contenidos, que abrirá una vía a los posibles nuevos aprendizajes, un camino por donde fluirá la nueva información buscando un lugar donde anclarse en el esquema de conocimientos previos que ya posee el individuo.

Aprendizaje Auténtico, Cómo Aplicarlo

Comprender

La información debe ser procesada, elaborada, amasada… Para ello, existen tres estrategias docentes básicas: 

  • El diálogo. La confrontación de ideas, el debate intelectual y creativo, la verbalización colectiva como forma de generar pensamiento, tomar conciencia de lo que sabe y explicarlo utilizando el relato de sus propias palabras.
  • La reflexión. Con adultos e iguales y donde la clasificación, el análisis, la selección, la experimentación activa, la comparación, la representación gráfica, la ejemplificación y la predicción puedan ser acciones válidas para el discurrir del conocimiento que se está gestando.
  • La práctica. Aprender haciendo mediante una práctica personalizada, individual y colectiva, que posibilite la participación y el desarrollo de las capacidades de todo el alumnado. Una práctica que parta de un diseño con la mirada DUA.

Crear

Es la acción clave que define el aprendizaje de nuestro tiempo y que fortalece y asegura cualquier nuevo conocimiento. Recopilar la información, organizar equipos y proyectos, diseñar aparatos y exposiciones, conocer su utilidad y su aplicación y evaluar procesos y productos, constituyen las acciones clave del aprendizaje auténtico.

Compartir

La estrategia para convertir una información en aprendizaje auténtico pasa por dar la oportunidad de transferir lo aprendido a otros contextos más allá de la escuela, donde recordarlo y utilizarlo de manera personal y frecuente será la garantía de un aprendizaje fuerte, duradero y útil.