Cursar una Formación Profesional de Auxiliar de Enfermería supone, actualmente, tener una de las salidas con mayor empleabilidad. Las empresas demandan profesionales cualificados que sean capaces de cubrir las necesidades básicas de los pacientes, es decir, personal muy polivalente y flexible, y que puedan conectar con las personas. Ser auxiliar de enfermería también significa entender qué necesita cada paciente en cada momento; es una tarea que requiere de mucha atención y empatía.

Si tu vocación es ayudar a los demás, estas son algunas de las razones por las que deberías enfocar tu futuro laboral a esta profesión.

Vocación de servicio

Hacer lo que te apasiona convierte el trabajo del día a día en algo ameno y lleno de sentido. Con la formación de FP de TCAE online se aprende a aportar todos los cuidados que precisa alguien que se encuentra en un hospital de manera temporal o permanente. Esta tarea implica el trato continuo con otras personas para hacerles la vida mejor y ofrecerles unos tratamientos que, para ellos, son vitales. Estudiar esta FP no solo significa adquirir un conjunto de conocimientos, sino también sentirse realizado y ser solidario.

Vocación de servicio de FP de Auxiliar en Enfermería

Las funciones de un auxiliar de enfermería son múltiples, entre ellas, la colaboración en la administración de medicamentos, la gestión de los horarios de visitas, el acompañamiento de los enfermos a las salas de servicio, la ayuda al personal con los pacientes que requieren hospitalización, la preparación del material adecuado para realizar las curas o la limpieza de los utensilios e higiene del medio hospitalario. Estas tareas dependen del departamento en el que se desarrolle el trabajo: un ambulatorio, un centro de rehabilitación o un laboratorio, entre muchos otros.

Profesión muy demandada

A raíz de la pandemia por la Covid-19, el sector sanitario experimenta una gran demanda de personal que, en muchos casos, ha sido cubierta con estudiantes que están terminando este tipo de formación. Según datos del SEPE, en el año 2020 se firmaron un total de 105.474 contratos en este ámbito. Asimismo, el hecho de que exista una población cada vez más envejecida implica que los ciudadanos viven más tiempo y necesitan más atención y cuidados de enfermería.

Múltiples salidas profesionales

Cursar el grado medio de Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermeríaposibilita trabajar tanto en empresas privadas (residencias, clínicas hospitalarias o clínicas dentales, etc.) como en el sector público, donde el título es imprescindible. Así, con esta FP se puede desempeñar el papel de auxiliar en hospitalización médica y quirúrgica, en el quirófano, en el paritorio, en el área pediátrica, en geriátricos, en el área de salud mental o en ambulancias, entre otros lugares.

FP en Auxiliar de Enfermería

El sector de salud en España es uno de los mejor valorados a nivel internacional, por eso, no solo se requieren auxiliares de enfermería en nuestro país; lugares como Reino Unido o Alemania demandan constantemente este tipo de perfil. Ejerciendo la profesión en el extranjero también se puede mejorar o aprender otros idiomas y conocer otros sistemas sanitarios e, incluso, ganar más dinero.

Progreso académico

Una vez finalizada la FP hay dos opciones: entrar en el mercado laboral o continuar con un Grado Superior. Si se opta por la formación, esta FP es el paso previo necesario para especializarse en grados como el Superior en Documentación y Administración Sanitarias, en Radioterapia y Dosimetría, en Laboratorio Clínico y Biomédico, en Anatomía Patológica y Citodiagnóstico o en Higiene Bucodental con especialidad en Ortodoncia, entre otros. Además, después del Grado Superior, se puede acceder al Grado en Enfermería sin necesidad de cursar el Bachillerato, en el que caso de que se quiera dar el salto a la Universidad.

Progreso académico de Auxiliar de Enfermería.

Otra opción a la que se puede aspirar a través de esta Formación Profesional es presentarse a oposiciones. Estar en posesión de un Grado Medio en Auxiliar de Enfermería, Técnico de Sanidad o equivalente a efectos académicos es el requisito básico para poder presentarse a la prueba. La experiencia previa en el sector sumará puntos a la hora del examen, aunque también es aconsejable que se realicen otros cursos formativos o grados superiores con el objetivo de aumentar las posibilidades de lograr una plaza.