Los ciberdelitos van en aumento durante los últimos años en España: el Ministerio del Interior registró 374.737 ciberataques en 2022, un 22 por ciento más que el año anterior. De ellos, el 90% fueron fraudes informáticos (estafas), mientras que los secuestros informáticos o ‘ransomware’ se encuentran entre los ciberataques más habituales hacia las empresas. Para hacer frente a esta amenaza, y según datos del Incibe (Instituto Nacional de Ciberseguridad), el número de perfiles en ciberseguridad necesarios para 2024 superará los 83.000, por lo que es imprescindible el impulso de la formación y el talento en este sector. 

A este respecto, Sandra Bardón, especialista en ciberseguridad en ISDEFE (Ingeniería de Sistemas para la Defensa de España), afirma: “Para dedicarse técnicamente a la ciberseguridad es necesario obtener una buena base consolidada, por lo que se hace necesaria una formación reglamentada para asentar esos cimientos. A partir de ahí, la autoformación formará parte también de su profesión”.

empleo ciberseguridad

Ciberseguridad: un sector en auge

Asimismo, los especialistas reunidos durante las últimas Jornadas STIC CCN-CERT y las Jornadas de Ciberdefensa ESPDEF-CERT alertan acerca del cambio en el comportamiento de los ciberdelincuentes: no sólo se centran en atacar a grandes sociedades y organismos públicos, sino también a pequeñas empresas y entidades locales del sector público. Tanto es así que su necesidad creciente convierte a la ciberseguridad en un sector con un 100% de empleabilidad.

Además, se percibe la aparición de nuevas vulnerabilidades y otras formas de cibercriminalidad que obligan a un ‘reskilling’ o, dicho de otra forma, una capacitación continua de los profesionales. Para ello, centros especializados como UNIVERSAE ofertan formaciones como el Máster Oficial en Ciberseguridad en Entornos de las Tecnologías de la Información, mientras que otras instituciones cuentan en su catálogo con cursos avanzados de Ciberseguridad online para dar respuesta a esta creciente demanda.