Estuches, lápices, bolígrafos, cuadernos… El material escolar supone un gasto extra cada año para las familias. A continuación proponemos diferentes fórmulas y manualidades para que los estudiantes puedan crear materiales escolares reciclando cosas que encuentren por casa.

Caja para guardar lapiceros

Caja lapiceros
‘cosasdepeques’

Con una caja de cereales o de zapatos, papel y distintos materiales decorativos, se puede construir una caja para guardar lápices, bolígrafos, rotuladores o pinturas. El proceso es sencillo: se recorta la caja para darle la forma y el tamaño deseados, se forra con papel, pegatinas o cualquier otro elemento decorativo y se agujerea la superficie en varias filas para hacer los espacios donde se colocarán los lápices.

Cuaderno de unicornio

Cuaderno de unicornio
‘ideasfaciles’

Ideal para decorar las portadas de cuadernos y agendas, se necesita pintura acrílica, purpurina y masa elástica de diferentes colores. El primer paso es pintar la tapa del cuaderno con la pintura y cubrirla de brillo con la cantidad deseada. A continuación, y después de moldear la masa elástica, hay que darle forma a las diferentes partes del cuerpo del unicornio: orejas, cuerno, cabeza, patas… Finalmente, se unen todas las piezas para crear el animal y se pega el conjunto a la tapa del cuaderno.

Donut sacapuntas

Donut sacapuntas
‘ideasfaciles’

Utilizando una esponja y una cobertura de silicona de colores o goma eva, es posible elaborar estos sacapuntas personalizados que simulan estos típicos dulces circulares. El procedimiento consiste en recortar y agujerear la esponja hasta darle la forma necesaria, además de añadir el característico círculo con un agujero en el centro. A continuación, se hace otro agujero para introducir el sacapuntas, que se pega con adhesivo termofusible o con cola. Por último, para crear la capa final, se administra silicona sobre la esponja, se pega y se decora con los colores y ‘glaseados’ que se elijan en cada caso.

Útiles escolares de Minecraft

Útiles Minecraft
‘Troom Troom Es’

El punto de encuentro entre el material escolar casero y el popular videojuego de Microsoft es posible gracias a estos objetos: una goma de borrar con la forma de un Enderman, uno de los personajes del juego, y un estuche que imita los cofres del mismo. Para construir el muñeco, se necesita una goma de borrar de color negro, otra violeta y un adhesivo resistente. La goma negra se corta en piezas (que serán las partes del cuerpo del Enderman (como se puede ver en la imagen). Todas ellas se ensamblan con el adhesivo. Después, se añaden los ojos violetas con pequeños recortes de la goma de ese mismo color.

Para construir el cofre, se necesita una pequeña caja de cartón y pintura acrílica. El primer paso es recortar la caja de la misma forma que se ve en la imagen, aproximadamente a media altura, pintar los bordes de color negro y las partes exteriores con pintura naranja o marrón, en distintas tonalidades. Para finalizar la manualidad, con otro trocito de cartón, se crea una cerradura.

Estuches de cartón rígido

Estuche de cartón
‘damasklove’

Darle una segunda vida a los rollos de papel higiénico o de cocina es posible. Con ellos se puede crear un estuche firme y reciclado. Serán necesarios, además del rollo, una cartulina de cualquier color, papel con estampado de lunares, una goma elástica, cinta adhesiva de doble cara y pegamento blanco líquido. En primer lugar, se divide el tubo en dos piezas, una más pequeña que la otra, que será la que sirva de tapa para el estuche. A continuación, se envuelve el rollo con la cartulina y con el papel de lunares, tapando uno de los extremos para que no se salgan los lápices. Por último, se engancha la goma elástica en la tapa del estuche (haciendo dos agujeros con unas tijeras o un cúter), para tener un mecanismo de cierre.

Carpeta de cartón

carpeta personalizada
‘mamay1000cosasmas’

Para hacer esta carpeta personalizada tan solo se necesitan varios trozos de cartón (de distintos tamaños), papel de forrar de colores, tijeras, pegamento y pinturas. Es importante contar con una pieza rectangular de cartón y dos más pequeñas (que serán los laterales de la carpeta). Una vez recortados los tres trozos de cartón, se pintan. Se puede hacer con pintauñas que haya por casa o utilizar témperas. Después, con papel de forrar del color que se quiera, se forran los dos trozos pequeños de cartón que van en los laterales para, a continuación, pegarlos con pegamento. Por último, se coloca una goma elástica en la parte rectangular de la carpeta con la que conseguiremos que se pueda cerrar y abrir, y ya estaría lista. 

Customizar mochilas

customizar mochilas
‘MR.Kate’

Otra opción interesante para darle un nuevo aire a la mochila del año pasado es personalizarla según los gustos del estudiante. Se pueden hacer estampados utilizando rotuladores permanentes y un spray con alcohol (con el que se consigue mezclar los colores por toda la mochila); dibujar siluetas con ayuda de un fieltro, una plantilla y un poco de pegamento textil o pegar tachuelas en distintas partes de la mochila para transformarla por completo. En este enlace hay muchas más ideas. 

Marcapáginas con forma de oruga

marcapáginas de oruga
‘Sugar Bee Crafts’

Que los más pequeños fabriquen su propio marcapáginas puede resultar ideal para fomentar la lectura ya que su misión, una vez creado, será la de estrenarlo lo antes posible. Para este marcapáginas con forma de oruga tan solo se necesita un folio de color blanco o de distintos colores. Después, con ayuda de una tijera o una perforadora se hacen varios círculos del mismo tamaño. Para que adquiera el cuerpo de una oruga, tan solo hay que ponerlos y pegarlos unos encima de los otros. Para la cabeza se pueden pegar unos flecos que hagan las veces de cabello y pintarle unos ojos. 

Bolsas para el almuerzo… o para guardar la mascarilla

Bolsas para el almuerzo… o para guardar la mascarilla
‘El taller de las cosas bonitas’

Aunque no es un material escolar como tal, los estudiantes tienen que llevar todos los días algo para comer a media mañana y también necesitan algún tipo de envase donde guardar la mascarilla. Por eso, lo mejor es crear una bolsa reutilizable, que además de ser respetuosa con el medioambiente, se puede personalizar. Se pueden fabricar bolsas sin necesidad de coser utilizando unos trozos de tela con estampados, cinta de doble cara, tijeras y unos lazos para cerrarlas. 

Lápices con un toque de color

Lápices con un toque de color
‘Guía de manualidades’

Al igual que ocurre con las mochilas o los cuadernos, seguro que todavía hay por casa muchos lápices sin usar del curso pasado. Una manera de utilizarlos y darles un toque especial es forrarlos con cinta adhesiva decorativa. Si el estudiante es pequeño, es importante que pida ayuda a un adulto, ya que hay que cortar con unas tijeras los trozos de cinta que se necesiten (tomando como medida la longitud del lápiz).

Estuche de tela unido a un cuaderno

estuche tela Crear materiales escolares
‘Tia Keko’

Una opción fácil de hacer que apenas cuesta dinero y tiempo es realizar un estuche de tela que además cuenta con una particularidad: va unido a un cuaderno o agenda escolar. Crearlo es muy sencillo: se necesita un trozo de tela (también puede servir una funda de gafas de tela), una goma elástica y silicona. La tira de goma tiene que tener el mismo largo que el cuaderno al que irá pegado. Tras adecuar el tamaño, esa tira se pega a la tela con una pistola de silicona (en este paso y si el estudiante es menor necesitará la ayuda de un adulto). Una vez fijada al cuaderno, se introduce un cartón en el interior de la funda de tela para dar firmeza al estuche. Listo para incluir bolígrafos, lápices o rotuladores de colores. 

Lapicero reciclado

lapicero Crear materiales escolares
‘Better homes & Gardens’

Tanto para el escritorio de casa como para la mesa de clase se puede hacer este lapicero con un bote de cristal o de plástico que ya no se vaya a utilizar (el tamaño ideal es el similar al que tiene un bote de mermelada). El bote puede ser decorado con pegatinas, con dibujos pintados con acuarelas por los propios estudiantes o se pueden forrar con otros materiales reciclados, como papel de colores o cartón. 

Organizador de escritorio

organizador escritorio Crear materiales escolares
‘Manualidades a pasos’

Este material escolar resulta muy útil para fomentar el orden en casa y en clase. El objeto principal que se necesita para crearlo son rollos de papel higiénico. Éstos funcionan a modo de compartimentos y se pueden colocar de diferentes maneras: unos cuantos en el centro y otros en el lateral. A los del centro se les debe realizar una abertura en forma de rectángulo en la parte más larga del rollo. Para que el organizador resulte más firme, se puede colocar como ‘suelo’ un cartón cuadrado que sirva de base.  

Fundas para cuadernos 

fundas cuadernos
‘El rincón de Atir’

Puede ser que el año pasado se comprara algún cuaderno de más y que en este nuevo curso académico se pueda utilizar. Para darle un toque diferente, podemos aprovechar un antiguo pantalón vaquero para forrar un cuaderno o agenda con este material. Para ello se necesita, además del pantalón, silicona, tijeras y un pincel. Con un trozo de tela vaquera con la medida del cuaderno (tiene que sobrar algo de tela a lo largo y ancho), se aplica silicona en las tapas con la ayuda de un pincel. Después se hacen unos cortes a la tela sobrante y se pegan a las tapas del cuaderno con la misma silicona. 

Reglas de medida

reglas
‘mrpintables’

En esta web se pueden encontrar y descargar plantillas con diferentes modelos de reglas (escuadra, cartabón o transportador de ángulos) para que los estudiantes de cualquier nivel educativo puedan usarlas en las asignaturas de ciencias o en las de manualidades. Para reforzar su estructura, se puede incluir un trozo de cartón a la medida para que sean más resistentes.