Fomentar la psicomotricidad, el conocimiento y la colaboración a través del juego son algunos de los objetivos de Wizefloor, un suelo interactivo con sensores de movimiento, creado por el Alexandra Institut de Dinamarca y distribuido en España por Atlantic Devices.


Fomentar la psicomotricidad

Pensado para jardines de infancia, Educación Infantil, Primaria y Educación Especial, permite a los más pequeños reconocer objetos y ejercitar la memoria y la lógica a través de juegos interactivos. Los profesores pueden modificar —desde los objetivos didácticos y los tiempos hasta las puntuaciones y las asignaciones de jugadores—mediante un smartphone o una tableta, adaptándose así al ritmo de cada grupo, la edad y las necesidades especiales.
Además, Wizefloor incluye elementos multimedia (imágenes, vídeos, sonidos y texto) para conseguir ejercicios más dinámicos e interactivos. Asimismo, una vez terminada la actividad, registra los resultados en un cuaderno de evaluación personalizado para cada alumno.

El centro de actividades interactivas Wizefloor proporciona numerosas ventajas tanto para niños como para profesores. En el primer caso, aumenta su autocontrol y autoconocimiento, les enseña a saber ganar y perder, incrementa su capacidad para leer en voz alta y potencia su creatividad. De igual modo, les facilita la adquisición de reglas sociales y normas, estimula la comunicación interpersonal, mejora el trabajo en equipo y ofrece formas de pensar alternativas, inventando normas o acordando reglas del juego. Por su parte, los profesores pueden conocer los estilos de aprendizaje preferidos por cada estudiante y descubrir el comportamiento grupal.