10 competencias clave para un docente, motor de una nueva educación

0
inteligencias_multiples_UB

inteligencias_multiples_UBEn el debate sobre la necesidad de dar un vuelco al modelo educativo hay acuerdo en las motivaciones y la urgencia del cambio, pero discrepancia en las vías para alcanzarlo. ¿Cómo conseguir impulsar la (r)evolución definitiva?

Desde el Postgrado en Desarrollo del Talento a través de las Inteligencias Múltiples del Instituto de Formación Continua de la Universidad de Barcelona se propone cambiar la pregunta para conseguir concretar el debate. Así, en vez de indagar en ‘cómo impulsar la (r)evolución’ se plantea en primer lugar ‘quién debe impulsarla’, ya que como en todo gran proceso de disrupción, la persona cobra protagonismo y se sitúa en el centro de la innovación. En este caso, para una nueva educación, sin duda, el docente es el motor.

Aunque son múltiples las capacidades que se demanda a este profesional, desde el Postgrado de IL3-UB –cuya dirección está a cargo de Mireia Aldomà y cuenta con la participación de reconocidos expertos como Elena Rodríguez, María García Gómez-Recuero o Carlos Magro– se identifican 10 competencias clave, que sin ser las únicas, son imprescindibles para concretar este nuevo modelo

Multigestor. Un sistema educativo que tiene el talento como su mayor baza exige a los docentes formar desde la diversidad, lo que implica manejar variables casi infinitas. Respetar la relación que cada alumno establece con el conocimiento y la cambiante realidad exige un esfuerzo de gestión adicional clave para la personalización de los ritmos de aprendizaje.

Cercano. Solo siendo verdaderamente accesible y potenciando el contacto directo con el alumno el docente podrá descubrir el talento particular que se ha de potenciar en cada uno.

Facilitador. El profesional de la educación ya no está llamado a entregar conocimiento, sino a construirlo. Su papel hoy pasa por generar un entorno propicio que motiven a sus alumnos a descubrir y facilitarles las herramientas para el aprendizaje.

Líder social. Las redes están en la base de la educación basada en el talento. Se confía en la capacidad de los otros para sumar al aprendizaje, y en este sentido, el docente se convierte en el punto de unión imprescindible de la comunidad: entre sus alumnos, con los colegas, familias, etc.

Líder innovador. Ha de ofrecer un perfil inquieto, sin miedo al cambio, capaz de gestionar la incertidumbre y altamente inspirador y motivador.

Líder creativo. Un nuevo modelo educativo exige no hacer las cosas como siempre, proponer nuevas dinámicas pedagógicas y maximizar los recursos disponibles.

TIC Friendly. Vivir las nuevas tecnologías con naturalidad. Incorporarlas al aula no como un instrumento pedagógico puntual, sino como una realidad, siendo plenamente consciente de sus numerosas ventajas y de los posibles riesgos que pueden entrañar.

En constante formación. Reciclar conocimientos y competencias para estar en contacto real con los avances de la sociedad. El docente facilitador asume un papel de investigador activo de lo que le rodea para aplicarlo en el aula.

Exigente y excelente El secreto a voces de cualquier modelo de éxito: tener rigor en trabajo y voluntad de mejora continua.

Ilusionado e ilusionador. Sólo la firme creencia que es posible impulsar un sistema mejor hará que comiencen a generalizarse el cambio.

¿Te he resultado útil el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]

Comentarios:

Sea el primero en comentar

avatar
wpDiscuz