Realidad virtual: aprendemos lo que vivimos

0
2

Pedro Antonio Rámirez Cobo es docente en el instituto Escolàpies Sabadel y, a continuación, nos muestra una experiencia que trata sobre realidad virtual y cómo aplicarla en clase. En este caso, pone como ejemplo Egipto. Además, nos invita a visitar su página de Facebook Seno de alpha.

La realidad virtual ha llegado para quedarse en muchos aspectos de nuestra vida. ¡Y el ámbito educativo no podría ser menos! Pero… ¿Cómo podemos aplicarla a nuestra clase? Existen muchas aplicaciones en el mercado, pero unas de las más fáciles es Google Expeditions: ofrece un gran abanico de clases muy diversas y como se encuentra en inglés también es una buena oportunidad para que los chavales mejoren los conocimientos en este idioma.

Por ejemplo, podemos escoger un tema tan versátil y visual como Egipto. Para una clase de 10 alumnos, el material que se necesitaría sería el siguiente:

– Móviles para los estudiantes, uno por persona.

– Gafas para la realidad virtual (10)

– Una tableta para el docente.

Primeros pasos

Lo primero que hay que hacer es instalarse la aplicación Google Expeditions en todos los dispositivos con los que vayamos a trabajar. Es necesario, además, que todos estén conectados a la misma red Wi-Fi.

Ya en la tableta del docente, hay que entrar en la aplicación y hacer clic en “Guías” para después asociarla a una cuenta de Google. Una vez hecho esto, en la parte superior derecha se puede buscar el tema que se quiera estudiar haciendo click en la lupa. En nuestro caso, sería Egypt. Una vez mostrados los resultados de la búsqueda, se seleccionan y se marcan las clases que nos interesen para descargar en la tableta.

A modo ejemplo, me descargué la clase “Masterpieces of Ancient Egyptian Art” que contiene seis escenas o pantallas distintas. Cuando veamos que se ha descargado (aparece un stick en blanco), hay que hacer clic de nuevo en la miniaturapara para ya acceder a la realidad virtual. En este momento, ya tenemos nuestra guía realizada y no hay que salir de ella.

Una expedición de realidad virtual

Configurada la parte de la guía, intervendrán los alumnos. Una vez entren en la aplicación, deberán elegir la opción “Seguir” (de la sección “Conviértete en explorador”). A continuación, deberán colocar el móvil dentro de las gafas correctamente y ya deberían estar viendo la expedición sabiendo que pueden moverse 360º. A partir de ahora, el docente tiene en la tablet el control de lo que ve y aprende la clase.

La expedición consta de diferentes pantallas que se podrán ir pasando de lado a lado y viendo diferentes ángulos de un mismo monumento o diferentes monumentos de un mismo sitio (dependiendo de la expedición). Además, existe una documentación de apoyo (en inglés) con información sobre lo que se ve.

Una de las grandes ventajas de este sistema de aprendizaje es que se puede adaptar a cualquier edad y nivel académico, puesto que es el docente el que indica el grado de los conocimientos a impartir durante la clase.

Donde hay emoción, hay aprendizaje. Vale la pena visitar museos, adentrarse en océanos, volar por ciudades, aprender geografía, contemplar la fauna y la flora mundial,…  En vivir en primera persona la experiencia está la clave para que nuestros alumnos puedan disfrutar aprendiendo.

 

 

Comentarios:

Sea el primero en comentar

Notificaciones
avatar
wpDiscuz