Cómo empezar a trabajar con proyectos y enfoque Flipped, y no morir en el intento (I)

0

Lola Millán es profesora de Primaria en el Colegio San Gabriel de Zuera (Zaragoza), que recientemente se ha convertido en un “colegio Flipped”. Este reconocimiento pone el broche de oro al trabajo que en estos últimos años se ha venido realizando en estas aulas: no hay libros de texto, utilizan el iPad y combinan las bondades de la Flipped Clasroom con la metodología del Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP).

A continuación, y en este primer artículo, nos cuenta su experiencia a lo largo de los cuatro años que lleva trabajando con esta metodología y cómo este cambio ha hecho que plantee sus clases de una forma totalmente distinta. También hace algunas recomendaciones de interés para aquellos docentes que como ella se acaban de iniciar.

Ha llegado el momento de hacer un cambio metodológico, te dicen desde la dirección de tu centro. Nuestro cole va a ser un “cole Flipped” y, además, vamos a trabajar por proyectos, apostar por el trabajo colaborativo y utilizar las inteligencias múltiples.

Toda esa información  me provoca mucha ansiedad  a pesar de que ya había hecho mis pinitos con los proyectos. Comienza, así, una formación intensiva que casi no te da tiempo a asimilar, sobre todo para los que ya tenemos unos años y tecnológicamente estamos en pañales.

A mi este cambio me gusta, soy una persona muy inquieta y me gusta probar cosas nuevas. El centro dispone de buenos formadores y cuento con compañeros que me ayudan y me introducen en el mundo de la teccnología. Lo más difícil para empezar es encontrar ejemplos de proyectos porque hay muy pocos y la mayoría son de Infantil donde sí que se trabaja por proyectos desde hace muchos años.

Metodología Flipped

Tengo delante los objetivos, los contenidos y los estándares de aprendizaje de la programación y empiezo. Primero señaló los contenidos, los objetivos y los estándares para el primer trimestre; quiero hacer un proyecto interdisciplinar  que abarque varias asignaturas y me sumerjo en él; es la parte más fácil. Pero hay que pensar un título que enganche a los alumnos y que despierte su interés, y luego diseñar las actividades para hacer tanto en el colegio como en casa. Es aquí donde entra la metodología Flipped.

Ahora a pensar un título que sea sugerente, que enganche y que despierte su curiosidad. Esta parte es muy importante. Así que elegir un buen título para vuestro proyecto. En casa verán el vídeo y en clase resolveremos dudas y haremos actividades en grupo cooperativo y colaborativo. Diseñar actividades es un poco más costoso porque tienen que abarcar todas las inteligencias, pero eso pone a prueba tu ingenio.

 

Comentarios:

Sea el primero en comentar

avatar
wpDiscuz